jueves, 09 de abril de 2015
primicias

Marixa Balli defiende a La Salada en medio del escándalo por el trabajo esclavo y el tráfico de drogas

La bailarina y vedette habló sobre cómo es tener un puesto en la observada feria que ocupó el centro de la polémica en los últimos meses.

Marixa Balli hace tiempo que se alejó de la pantalla y se dedica a la venta de indumentaria en un local de La Salada. La feria, durante los últimos meses, estuvo cuestionada por los negocios en los que podrían estar vinculados sectores de la barra de Boca y Los Andes.
En diálogo con TN, la bailarina y vedette contó cómo es tener un puesto en la feria, en la cual trabaja hace más de dos años, y cuestionó la forma en que se mira al lugar: "La Salada se minimiza. Cuando alguien quiere criticar la ropa de una persona en un programa de moda, dicen 'ay esta se vistió de La Salada'. ¿Por qué se minimiza? Es patético", dijo.
Sobre supuestos negocios oscuros en torno a la feria, sostuvo: "Descarto que haya tráfico de drogas y trabajo esclavo. En dos años y medio me tendría que haber enterado. ¿Dónde está la gente durmiendo? Acá nadie está obligado, los puesteros son fabricantes, manejan sus propias máquinas, talleres. Si el propio dueño quiere ser esclavo de su propio laburo, es problema de él".
Y se mostró en contra de la manera en que se muestra al lugar en los informes periodísticos: "Cuando hacen esos informes con títulos tan terribles, confunden y ponen mal a los puesteros, hoy se descompusieron dos. La televisión es dañina, por eso estoy en La Salada. Dios mío, hay cada personaje en la tele, que prefiero estar acá".