miércoles, 23 de abril de 2014
primicias

Mariano Bal: “No estafamos ni le robamos a Carmen”

El hijo mayor de Santiago Bal dialogó con este medio sobre la acusación de Carmen Barbieri a raíz de la deuda que mantiene con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Por Mariano Colly | @marianocolly

¿Por qué decidiste hablar ahora?
Porque me parecía importante que se conozca otra versión de lo que pasó y mi verdad.

Contame los puntos que dijiste en el programa respecto a esta deuda que se contrajo con la AFIP, ¿fue una decisión empresarial de no pagar?
Llamémosla empresarial. Fue una decisión de manejar la parte contable de alguna manera. No conozco los detalles técnicos, eso fue lo que generó una observación por parte de la AFIP que derivó en esta deuda.

¿Qué opinás del audio que Carmen hizo público donde habla de muchos temas con tu papá?
Lo único que te puedo decir es que yo no hago esas cosas. Yo no grabo. Pero cada uno tiene la libertad de hacerlo si lo considera importante.

¿Tu viejo cómo está con todo esto?
Mal, muy mal. Es un gran luchador, es un tipo que se repone rápido pero está golpeado.

¿Qué significó en lo laboral para vos haberte ido de al lado de Carmen?
Yo hace 30 años que trabajo y que soy un profesional del marketing. Trabajé en empresas grandes, mucho tiempo, pero el proyecto Carmen fue muy importante para mí. Fue un placer trabajar con ella, fue muy bueno, dejé de trabajar con Carmen y empecé a trabajar con otra cosa, la verdad es esa.

¿Y afectó a tu imagen lo que ella dijo?
¡Claro que me afectó! Y a parte fue mi proyecto… fue mi exitoso proyecto. Yo estoy feliz de lo que viví con ella. Tanto el reconocimiento artístico que recibió como el económico. El aprendizaje grande.

¿Por qué creés que ella les imputa a ustedes este delito con la AFIP?
No creo que tenga mala intención. Creo que le está costando entender este tema. Los artistas son especiales y la parte de números no les interesa, a pesar que los contadores se lo explican. Varias veces hablamos del tema y le costaba entender.

¿Qué va a pasar a partir de ahora?
Un poco mi idea es dejar claro cómo fue la cosa. No es que nadie se robó nada. Nadie estafó a nadie. Fue una presentación que se hizo en la AFIP, fue observada, y esto generó un importe a pagar que se está pagando con una moratoria. Y no es que esa plata fue al bolsillo de unos de nosotros. Esa plata se usó para el vestuario de una de las revistas, para un viaje de Carmen, para alguna de las propiedades de ese momento. No es que la plata no estaba, la plata estuvo se usó para otra cosa, que está justificada, y lo importante es que éramos familia, que nos cuidábamos el uno al otro, y no es que mi relación con ella terminó cuando se separó de mi viejo. Yo durante un tiempo pude acompañarla.

¿Hoy ya no tenés diálogo con ella?
Lamentablemente, no.

¿Es cierto que tu papá está en la lona y que se va a ir a vivir a La Casa del Teatro?
Está en una mediación tratando de recuperar lo que él puso en las propiedades que se compraron, ni más ni menos. Hay buena predisposición de Carmen.

¿Tuvo que devolver el Honda?
Sí, era lo único que le quedaba y fue una pena, realmente.