jueves, 14 de agosto de 2014
primicias

Mariana Antoniale: “Mi rol es contener a Morena y a Rocío”

Entrevistada por un ciclo televisivo, la pareja de Jorge Rial se refirió a las durísimas declaraciones que Silvia D’auro arrojó sobre los chicos adoptados.

En el marco de las terribles declaraciones disparadas por Silvia D’Auro, quien refiriéndose a sus hijas, Morena y Rocío, aseguró que los chicos adoptivos tienen tendencia al robo, la modelo Mariana Antoniale, ex pareja de Jorge Rial, opinó sobre el tema en Este es el Show. 

“Las chicas estuvieron mal, pero son fuertes. Lo más importante acá es contener a Morena y a Rocío y ese es mi rol, estar bien para ellas, alegrar el día de ellas, darles amor, mi paciencia, mi ropa, mis zapatos, todo”, dijo Antoniale.

“Yo no vengo a ocupar el rol de nadie, simplemente yo aporto desde mi lugar todo lo que necesitan. Yo sé que More pidió las fotos de cuando era chiquita porque necesita para hacer el video de 15 y por hacer este pedido se inició esta guerra fea”, explicó la cordobesa.

Y agregó: “Esto es horrible. Conozco mucho de las cosas que me han contado, que son duras, pero no me corresponde hablar“.

Al preguntarle si cerraría la puerta de su cuarto con llave para que las chicas no entren, dijo: “Jamás. Al contrario, cuando llegue a la casa de Jorge y era zapato, cartera, todo…y cuando no encontraba mis zapatos era obvio que iban a estar en el cuarto de Morena o de Rocío. A Rocío le encantan mis zapatos. Es normal, es la convivencia, yo lo hacía con mi mamá“, detalló.

"Nunca pensé en llamar a Silvia, eso lo tiene que hacer Jorge. Yo estoy donde tengo que estar. Ella no es nadie en mi vida. Sí en la de Jorge, More y Rocío. Es la madre de las chicas, así cometa miles de errores o diga barbaridades. Sigue siendo la madre. Espero que todo esto se pueda solucionar, por el bien de las chicas", reflexionó.

“Ojalá que algún día vuelvan a estar unidas. Yo no vengo a separarla de la madre, es una decisión de las chicas. La verdad es esa, ellas decidieron estar con el papá. Me duele por las chicas, no son mis hijas y jamás hablaría así de ellas. Pero son fuertes y sabias“.

“Jorge está shockeado, le han dado una piña muy fuerte, esta vez”, contó.

“No vine a esta vida para dañar a nadie. Son momento que hay que pasar, la vida te pone estas cosas y hay que pasarlas“, concluyó.