miércoles, 12 de febrero de 2014
primicias

María Eugenia Ritó: “Fui gato, consumí de todo y me quise matar”

Entrevistada por Gente, la vedette habló del tema drogas, su pasado como prostituta y el divorcio de su marido. Los detalles en esta nota.

Días atrás, en su visita a Intrusos, María Eugenia Ritó reveló su pasado como prostituta y habló sobre su adicción a la cocaína.

Primero afirmó que tuvo un momento de excesos y drogas luego de la separación de Marcelo, su ex marido. Esta confesión la tuvo que hacer a raíz de las escuchas que surgieron de Ritó en el Caso Bomparola en donde se la escuchaba hablando de consumos con Zahina Rojas.

"Soy una persona de carne y hueso. Tuve problemas de tiroides y engordé algunos kilos. Durante muchos años estuve expuesta. Hago terapia hace 4 años. Tuve mis excesos pero no soy adicta. Por primera vez consumí a los 32 años", reveló.

Esta semana, la última edición de la revista Gente salió a la calle con una entrevista a la rubia, en la cual vuelve e hablar sobre sus “demonios”.

"A pesar de que en el último tiempo nos estábamos destruyendo, hay días que lo extraño. Durante doce años me sentí contenido y protegida, y de golpe fui huérfana de nuevo. Quería enterrarme viva. Me miraba al espejo y me veía gorda, abandonada y sola", afirmó la vedette.

Y añadió: "Toqué fondo, me encontré cara a cara con la muerte y no sabía cómo salir. Gritaba, no podía entender todo lo que me pasaba. Necesito amigos que me quieran bien, pero de esos tengo pocos”.

“No me quiero destruir más, tengo que luchar por mí. No quiero caer más porque la cocaína es la muerte. No me quiero drogar más, quiero ganar la batalla y volver a vivir la vida", aseguró luego.

"Fui gato, consumí de todo y me quise matar... No me quería jubilar siendo prostituta, fui gato por necesidad. Cuando lo conocí a él, dejé todo", reveló.

"Dejé de trabajar porque él me lo había pedido pero las cosas empeoraban día a día. No hablábamos, no teníamos sexo, nos agredíamos y todo se fue decantando", concluyó María Eugenia.