miércoles, 15 de febrero de 2017
Correo Argentino

Marcos Peña sobre el correo: "No es un negocio ni algo que le convenga a la familia"

En medio del escándalo desatado por el acuerdo con el Correo Argentino, el jefe de Gabinete insistió con que el Gobierno "no se apartó un milímetro de la ley, la ética, la transparencia y la institucionalidad"

En medio del escándalo desatado por el acuerdo con el Correo Argentino, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, insistió con que el Gobierno "no se apartó un milímetro de la ley, la ética, la transparencia y la institucionalidad". Además, aseguró que "el Presidente es el primero que quiere dejarlo claro. No es un negocio, algo que le convenga a la familia".

En declaraciones a radio Mitre, volvió a explicar que "el proceso judicial todavía está abierto y no hay hecho consumado". En ese marco, el jefe de los ministros aclaró que el Gobierno pedirá la intervención de la AGN "a través del Congreso como corresponde" y si este organismo "plantea que no son buenos los términos del acuerdo, se vuelve a foja cero".

"El Presidente es el primero que quiere dejarlo claro. No vio a esto. No es un negocio, algo que le convenga a la familia. Vamos a tratar de encontrar si hay mecanismos, sin violar la igualdad ante la ley, para dar una tranquilidad extra que este proceso de cambio y este Presidente no quede envuelto en ninguna sospecha", concluyó.

En tanto, señaló que si la Cámara Federal -a la que ayer el Gobierno nacional le pidió que se expida rápidamente sobre la cuestión- "plantea que este acuerdo no es correcto, está perfecto; es una decisión judicial y técnica, y ojalá haya un acuerdo más razonable que éste; si fue mala la negociación, se discutirá, pero seguro que es una mejor negociación que hace 15 años".

Por otra parte, Peña pidió elevar la "calidad del debate político" sobre el tema y sostuvo que "venimos de un gobierno mitómano que nos volvió locos a todos y nos enfermamos todos al debatir", y precisó que "no hay antecedentes de un presidente cuyo padre es empresario y tenga posibles conflictos con el Estado". "No es fácil. Es una situación inédita. Estamos investigando otros casos en otros lugares. Pero el Estado no puede no intervenir, eso es imposible porque tenemos una responsabilidad como Estado, y lo que sí podemos asegurar es un proceso transparente", concluyó Peña.