viernes, 01 de julio de 2011
primicias

Marcelo Iripino y su ataque de pánico en Bailando 2011

Tal y como se había anunciado, anoche pudieron verse las imágenes del ataque de pánico que Marcelo Iripino sufrió durante la grabación del Bailando. Quebrado hasta las lágrimas, el coreógrafo se angustió y luego de recibir la devolución del jurado, el participante confesó que padece el trastorno conocido como Panic-Attack.

A la hora del axé, un accidente en el truco final opacó una buena performance de Marcelo Iripino, quien ya había comenzado a sentir ciertos malestares antes de ingresar al estudio mayor de Ideas del Sur para bailar junto a su compañera.

Pero las cosas se complicaron durante la devolución del jurado, momento en el cual, los miembros de la mesa examinadora, ahondaron en los errores de Iripino en la coreografía.

Se los vio muy alegres, más allá del accidente. Es la maldición de Flavio. Una vez que te animás a hacer un truco, casi te caés redondo, consideró Alfano. Moria Casán, por su parte, le aconsejó que se saque presiones: Relajate. Noto que buscás aprobación ajena. ¡Vos no podés mirar al piso! Es un certamen mucho más difícil para el que sabe. Tenés una sobre exigencia pensando en lo que vamos a decir nosotros. Son buenísimos.

Luego, Pachano endulzó con: Cambiá la cara, dale. Disfrutalo y divertite. Que no te importe nada. Los que te critican son sordos.

Flavio Mendoza , le dijo que La córeo me encantó. Éste era el ritmo de Marcelo. Esa pista es traicionera y es muy difícil estar en el certamen. No veo aún al artista que sos. La explosión. Quiero magia, buscale la vuelta.

En tanto que Polino: Sé que sos un gran profesional. Un número uno. Tal vez estás acostumbrado a trabajar en programas más chicos que éste, con tanta repercusión mediática…

Pero las palabras del conductor de Ponle la firma calaron hondo en el corazón del participante, quien defendió su pasado trabajo con Susana Giménez.

Ya con una angustia difícil de sobrellevar, Moria Casán intentó consolar a Iripino, preguntándole sobre la razón de tanta tristeza. Iripino se quebrar y comenzó a llorar desconsoladamente.

Antes de retirarse, el coreógrafo confesó que sufre de ataques pánico, una enfermedad que padece desde hace un tiempo.

No te pierdas el video de esta nota.