jueves, 17 de julio de 2014
primicias

Maradona con Rial: "Si me devolvía las cosas esto no pasaba"

El astro del fútbol eligió el ciclo "Intrusos" para hablar de la detención de su ex, Rocío Oliva, concretada anoche en Ezeiza tras el arribo al país de la rubia. 

Tras muchos años de marcadas diferencias, Diego Maradona y Jorge Rial se reencontraron en el ciclo "Intrusos".

El astro del fútbol dialogó en exclusiva con el programa que conduce el animador por la pantalla de América, a horas de la detención de Rocío Oliva, su última novia. 

"Yo esperé cinco meses para que me devuelvan las cosas. Y sólo recibí burlas de parte de ellas. Yo no soy influenciable. Si me devolvían las cosas esto no pasaba", contó Maradona.

Y agregó: "Porque ella sabía muy bien las consecuencias. Y yo las sabía mucho mejor. Yo hace mucho que vivo en Dubai. Podés dejár la cartera en cualquier parte y volvés a las 5 horas y está en el mismo lugar, nadie te toca nada".

"Absolutamente, no estoy arrepentido, Jorge. ¿Por qué voy a estar arrepentido que algo por lo que yo luché durante cinco meses? (...) Yo tomé la decisión de ir hasta las últimas consecuencias. Está mi abogado ahí, Morla, y él sabe muy bien que yo voy a ir hasta las últimas consecuencias. Yo no me voy a quedar con lo de Argentina", sentenció. 

"Yo tenía aros de diamantes y me devolvieron aros de Swarovski de doscientos dólares. Yo estoy muy tranquilo con lo que hice, con lo que hago y con lo que haré. Esto no termina acá. Ella me devolvió el 30 por ciento de lo que me faltó. Le estoy pidiendo mis cosas no las que le regalé. Mis dos aros de diamante que me faltan me los regaló mi vieja", añadió. 

"Lo único que le quedaba a ella es hacer un reality. Hizo Mirtha Legrand que cobró, AM que también cobró. Un montón de cosas... es como si le hubiese hecho el gol a los ingleses, estaba en todos los canales. Te vuelvo a repetir para darle un final a esto y agradecerte por dejarme aclarar mi situación. Yo estoy muy tranquilo, vengo de Dubai de hacer un reality que fue un éxito. Hice el mundial con Víctor Hugo, trabajé 35 días sin faltar ni un solo. Estoy en el tercer día de mis vacaciones, y de los 98 kilos estoy pesando 77. Ahora tengo un partidito mano a mano con un señor llamado Benjamín, que es mi nieto. Que me dijo: "cuándo jugamos a la pelota". Yo te agradezco con el alma", concluyó.