lunes, 01 de febrero de 2016
internacionales

"Los Rolling Stones nunca han sido tan amistosos entre ellos"

El escritor del celebrado libro Beatles vs. Stones habla de la supervivencia del grupo.

En 2013, el historiador estadounidense John McMillian, experto en los años 60, decidió entrometerse en un debate que lleva más de cinco décadas sin respuesta definitiva: ¿cuál fue la real relación entre The Beatles y The Rolling Stones, quizás las dos bandas más representativas e influyentes del siglo XX?
Mientras la historia ha perpetuado una rivalidad que divide bandos entre chicos buenos y malos, los propios músicos han aclarado desde sus días de gloria que el asunto va más por la camaradería y la admiración recíproca. Ahí McMillian decidió llegar a un punto medio: en su libro Beatles vs. Stones, una de las mejores obras relativas al tema y cuya versión en español está en librerías locales, apuesta por una tesis donde ambos grupos se prodigaban un protocolar respeto a nivel público, pero que camuflaba una soterrada competencia, sobre todo en los primeros años.
Por ejemplo, el autor cita entrevistas de principios de los 60 donde el propio John Lennon dispara contra una nueva banda de R&B de la escena londinense que sólo quiere sacar provecho del incipiente furor Beatle, aunque el propio músico con los años dirá que los Stones se convirtieron en el grupo que él siempre quiso tener. ¿Otro mito que cae? McMillian postula que los salvajes y verdaderos amantes de la juerga, al menos en un principio, fueron los hombres de Please please me, mientras que sus coetáneos eran jóvenes inclinados a los estudios y que jamás pensaron convertirse en símbolos del desmadre.
Por años, la prensa y los fans han definido a los Beatles y a los Rolling Stones como fuerzas opuestas. ¿Cuánto revela esta división de la autopercepción de una generación? 
Como digo en el libro, la Beatlemanía fue un fenómeno gigantesco. En Inglaterra especialmente, eran adorados por las jovencitas pero también por la prensa, políticos y hasta la Familia Real. Como respuesta a esto fue surgiendo un sentimiento anti-Beatles en los jóvenes más alienados y hippies, los sentían demasiado populares. Esto creó una suerte de vacío que los Stones ocuparon. Ellos desde el comienzo se presentaron como anti-Beatles, no se uniformaban ni se mostraban amables. Así, mucha gente desconectada socialmente con la cultura dominante en Inglaterra simpatizó con los Stones y su actitud rebelde. 
¿Por qué cree que los Rolling Stones han sobrevivido por más de 50 años, mientras los Beatles sólo estuvieron juntos casi doce?
Es difícil establecer por qué los Rolling Stones han durado tanto tiempo a pesar de sus problemas internos. Asumo que su deseo de hacer más dinero, y el amor de Keith por seguir tocando, tienen mucho que ver. Los Stones nunca han sido una unidad tan cohesionada ni tan amistosos entre ellos  como sí lo fueron los Beatles en su momento. Cuando recién partían, Mick y Keith eran mejores amigos, mientras el resto vivía aparte. A Bill Wyman lo molestaban bastante, Charlie (Watts) siempre fue un solitario y a nadie en el grupo le caía bien Brian Jones. Además, es bien conocido el conflicto que surgió entre Keith y Mick. Ambos admiten que ya no socializan, ni en las giras. Actualmente, sospecho que tienen una relación más bien comercial.
¿Cuál cree que es la razón por la que los Stones siguen haciendo giras a sus 70 y tantos años de edad?
Como dije, sospecho que Mick maneja el grupo como una empresa. Uno pensaría que ya tienen suficiente dinero, pero pareciera que intentan seguir exprimiendo lo que puedan. No quiero parecer cínico, estoy seguro que les encanta seguir tocando en vivo también. Parecía bastante claro que ya habían hecho su última gira, pero entiendo su deseo de hacer todo de nuevo otra vez y “despedirse” de sus fans de esta manera. (la tercera)