lunes, 30 de mayo de 2011
primicias

Los modales de la familia de Juanita Viale

Mientras Juana Viale se recupera en el country El Argentino ubicado en Pilar, su paso por el Sanatorio La Trinidad dejó al descubierto las miserias de gente que la rodea. La internación de Juana Viale en la clínica La Trinidad generó un caos inesperado. Incidentes con fotógrafos y actos discriminatorios por parte de Marcos Gastaldi.

A los incidentes con fotógrafos y medios de prensa se sumaron ciertas actitudes del entorno de Juana que molestaron a enfermeros y médicos que por lo bajo hablaron de maltrato.

Cuando ingresó Marcos Gastaldi el viernes por la puerta de la calle Cerviño se produjo un incidente cuando increpó a la seguridad: ¿Por qué no sacan a estos enfermos de acá?, dijo de manera desafortunada el esposo de Marcela Tinayre, en referencia a los fotógrafos.

La respuesta del hombre de seguridad no se hizo esperar: ¿Y usted quién es?. ¡Marcos Gastaldi!, respondió a los gritos.

A su vez, el cierre del estacionamiento de la calle Sinclair para permitir ingreso de Marcela Tinayre, recién llegada de Europa, motivó las quejas de pacientes y sus familiares.
 
Juana estuvo internada en la habitación 601 en el sexto piso  en la puerta había un cartel que decía No se aceptan visitas. Un guardia de seguridad estuvo apostado en el lugar las 24 hs. A él le avisaban vía handy cuando arribaba alguna familiar.

El sábado alrededor de las 10:30 hs, una camioneta del Jardín de Paz se hizo presente en el Sanatorio por la calle Sinclair para trasladar el cuerpo del bebé de la actriz.

Por la tarde, Marcela Tinayre visitó a su hija junto a sus nietos Ambar y Silvestre. En la sala de espera general jugó con ellos largamente. También estuvo presente la media hermana de Juana, Manuela Viale.

Alrededor de las 18 salieron de la habitación dos muchachos chilenos, presumiblemente amigos de Manguera Valenzuela.

Trascendió además que dos integrantes de la seguridad que participaron más enérgicamente en los incidentes con la prensa fueron separados por la empresa.

Si bien mucho se especuló sobre el alta de Juana, finalmente se produjo su salida en la madrugada del domingo, más precisamente a la 1:15 de la mañana. Y dicen que las autoridades del Sanatorio La Trinidad respiraron aliviadas.