jueves, 24 de julio de 2014
primicias

"Lorenzo de Agrelo", así será el nombre de la bodega de Tinelli

La bodega del conductor televisivo y sus socios funcionará en Luján. Su primer vino de alta gama será Fede. El proyecto contempla la construcción de un hotel.

En poco más de un mes, el conductor televisivo Marcelo Tinelli presentará Lorenzo de Agrelo, su bodega mendocina. La denominación del emprendimiento es una combinación entre el nombre del hijo más chico del famoso hombre del espectáculo y la localidad lujanina en la que estará instalado.

Lorenzo de Agrelo será una bodega de vinos premium, a punto de lanzar al mercado su primer vino de alta gama, Fede, en homenaje a un amigo de Tinelli, Federico Ribero, fallecido en 2013.

La presentación de la bodega y del vino Fede está prevista para la primera semana de setiembre.

El proyecto incluye una propuesta de Real State. Ofrecerá la oportunidad de adquirir tierras a futuros clientes que quieran tener su propio viñedo premium dentro de las 820 hectáreas que incluye la finca y producir su propio vino de exportación bajo la guía del ingeniero Alejandro Vigil, enólogo del proyecto.

La iniciativa también contempla la construcción de un hotel manejado por una cadena internacional acompañado de un spa & health club.

Marcelo Tinelli y Hernán de Laurente, socio y amigo del conductor, se unieron para este proyecto con el arquitecto norteamericano Young Woo, uno de los principales desarrolladores inmobiliarios de Nueva York.

Según consigna la publicación especializada Vinos & Bodegas, Lorenzo de Agrelo tendrá capacidad para 500.000 litros.

Entre las cepas plantadas figuran Malbec, Cabernet Franc, Petit Verdot y Cabernet Sauvignon y las uvas plantadas en 2011 y 2012 provienen de una finca de 127 hectáreas que el conductor y sus socios compraron hace algunos años.

La responsable de manejar la comunicación del flamante proyecto será Inés González, especialista en comunicación de bodegas y compañías vinculadas al sector vitivinícola.

“Un vino nacido de la amistad y para compartirlo con amigos”, dice la etiqueta de la primera partida de 20 botellas de Fede.