viernes, 26 de junio de 2015
internacionales

Le rompió los dientes y la arrastró por la casa

Mientras Bobbi Kristina Brown, la hija de Withney Houston, todavía lucha por su vida, su abogada reveló tremendos detalles de las últimas horas de la joven antes de ser internada. Los detalles en la nota.

Le rompió los dientes y la arrastró por la casa. Esto es lo que, según la abogada de Bobbi Kristina Brown (22 años), hizo el novio (y hermanastro) de la chica, Nick Gordon (25), el mismo día en que la hija de Withney Houston era hallada inconsciente. La letrada ha demandado a Gordon el mismo día en que se conocía que la joven ha sido trasladada a una nueva clínica para morir en paz.
La letrada ha presentado una demanda por 10 millones de dólares contra Gordon, en la que lo acusa de atacar violentamente a Bobbi tras una “fuerte discusión” que mantuvieron unas horas antes de que ella fuese encontrada flotando boca abajo en la bañera de su casa de Atlanta, el pasado mes de enero.
Según los documentos presentados en el juzgado y obtenidos por la revista Us Weekly, la representante legal de Brown, Bedelia Hargrove, afirma que Gordon -que ingresó en rehabilitación el pasado abril tras intentar quitarse la vida- arrastró a su novia por la fuerza hasta el segundo piso de su vivienda, donde un amigo de la pareja la encontró más tarde sumergida en la bañera.
“He presentado una demanda en nombre de Bobbi Kristina Brown. Lo he hecho para obtener justicia en nombre de Bobbi. Ningún ser humano, hombre o mujer, debería pasar por todo lo que ella ha pasado. Pat Houston [su tía] y Bobby Brown [sus guardianes legales] han hecho todo lo posible para cuidar de Bobbi desde que sucedió esta terrible tragedia. He trabajado estrechamente con ambos y lo único que quieren es lo mejor para ella. Esta demanda representa nuestro esfuerzo para obtener justicia para Bobbi. Rezamos para que se haga justicia”, asegura Hargrove en un comunicado.
Asimismo, la demanda afirma que Nick retiró en una ocasión 11.000 dólares de la cuenta bancaria de la joven sin su permiso. Coincidiendo con la demanda, la familia Brown anunciaba que Bobbi ha sido trasladada a una clínica de cuidados paliativos porque su estado “continúa deteriorándose” y el equipo médico de la joven les ha asegurado que no hay “esperanza” de que se recupere, según informó el portal ‘TMZ