martes, 06 de diciembre de 2011
primicias

Lavié no reconcilió a Mirtha y Moria

La diva de los almuerzos destacó que continúa dolida con Moria Casán. Ayer ni siquiera se miraron. Los detalles.

Mirtha Legrand y Moria Casán continúan distanciadas y sin saludarse.

Así quedó demostrado ayer en el evento en la Legislatura porteña, donde declararon “ciudadano ilustre” a Raúl Lavié.

Ambas coincidieron en el palacio legislativo, incluso estuvieron a metros de distancia cuando ingresaron al salón donde se desarrolló el acto, pero cada una se ubicó lo más lejos posible de la otra.

“No sé, depende, yo soy muy educada”, dijo la diva de las tablas al llegar al Salón Dorado de la Legislatura, cuando se le consultó si cabría la posibilidad de saludar a la Legrand.

Recordemos que el conflicto surgió a raíz de un consejo de Mirtha a Moria desde su programa de almuerzos para que dejase de pelear con Antonio Gasalla.

En julio de 2009, el comediante y la jurado del “Bailando” mantenían un durísimo enfrentamiento por declaraciones cruzadas. Mientras esto sucedía, “La Chiqui”, desde la pantalla de América, le pidió a Casán que “no se pelee más” con Gasalla.

Rápidamente, la protagonista de “La revista de Buenos Aires” le respondió sin anestesia. “La señora Mirtha Legrand es la menos indicada para darme consejos a mí. No hay nada que le guste más a ella que la pelea. En su mesa hay maltrato todo el tiempo, sino fijate cómo a veces trata a sus productores”.

Ayer era el momento propicio para el reencuentro, pero Legrand desestimó cualquier tipo de acercamiento.

“No voy a saludar a Moria. Todavía estoy muy dolida por lo que pasó y no quiero seguir hablando de este tema”, dijo “La Chiqui” al Diario Crónica, enterrando la expectativa de los medios de prensa allí presentes que especularon con el reencuentro.

Sin embargo, Moria dejó abierta la posibilidad y comentó: “Yo no estoy para nada dolida. No tengo problemas”. Si bien coincidieron en la llegada, al final del evento cada una eligió irse en momentos distintos. Por ahora, no hay reconciliación.