miércoles, 13 de julio de 2016
Laurita Fernández

Laurita Fernández: "Me separé de Hoppe aunque lo sigo amando"

La bailarina contó y reveló detalles de cómo vive el fin de su noviazgo con el productor de Marcelo Tinelli. Sus declaraciones. 

Laurita Fernández reveló todos los detalles de su separación de Federico Hoppe. La bailarina brindó una entrevista a Caras en la que no se guardó nada.

"Hace sólo un mes planeábamos cosas lindas juntos y hoy no sabemos cómo salir de este embrollo.
¡Es rarísimo! Fue todo muy feo lo que me tocó vivir. Porque me acusaban de algo que yo no había hecho. Fede Bal vivía un conflicto con su novia y me señalaban como la culpable. ¡Fue horrible porque yo no tenía nada que ver y sentía una rara mezcla de angustia y bronca! ¡Me involucraban en algo totalmente ajeno a mí! Entonces sentía bronca, tristeza, dolor… Y veía que cada vez que hablaba y quería aclarar algo, era peor porque seguía alimentando el morbo de los otros", dijo.

"Todos opinaban sobre algo que jamás ocurrió. ¡Pensaba cómo el valor de la palabra se perdió! Porque yo decía la verdad. Que nunca tuve ni tengo ninguna historia de amor con Fede Bal. De hecho, nunca hubo una prueba de lo que decían. ¡Yo me encerré a llorar! Y lloré muchísimo. Fue espantoso porque tuve que vivir mi mejor momento laboral con el peor en el plano personal. ¡Mi vida de golpe era un terremoto! ¡Todo se daba vueltas y el piso se abría a mi paso!", agregó.

Y contó: "Al principio no nos afectaba lo que se decía. Nos mandábamos todo lo que salía y opinaban los demás y lo charlábamos. Pero a medida que fueron pasando los días nos encontramos inmersos en una sintonía de pelea permanente. Y estaba triste porque le quería hacer bien a la persona que amo y sentía que no se lo estaba haciendo. Pero yo tampoco podía controlarlo. Fede trabaja en la tele y sabe mejor que nadie cómo se maneja el medio pero al tocarnos directamente a nosotros el problema, fue demasiado fuerte y nos superó".


"El jamás desconfió de mi amor y de cómo fui yo con él. El conflicto entre nosotros no fue Federico Bal, porque de ser así hoy yo no estaría bailando con él. Y es sentido común porque Fede está todas las noches en el programa junto a nosotros y no daría. Pero sí despertó algo entre nosotros que antes no existía. Algo como celos que provocaban discusiones y peleas que arrancaban por pavadas y pequeñeces que nos molestaban. Y todo era por lo que decían otros", señaló.

"A mí venían un montón de personas a decirme cosas feas de Fede y a él también de mí. Por un problema de pareja ajeno a nosotros, de repente se abrió una puerta para que todos vinieran a decir cosas horribles de los dos que no eran verdad. Cosas feas y tristes. Mentiras que no debían afectar a nuestra pareja pero que hicieron sentir muy incómodo a Fede por toda la exposición que le daba lo que se hablaba y no porque nosotros nos dejáramos llevar por el afuera. Y yo, frente a esto, por momentos me sentí muy sola. Entendíamos la situación pero empezamos a pelearnos todos los días por cosas que en otro momento no nos hubieran afectado porque no eran cosas nuestras" "A mí venían un montón de personas a decirme cosas feas de Fede y a él también de mí. Por un problema de pareja ajeno a nosotros, de repente se abrió una puerta para que todos vinieran a decir cosas horribles de los dos que no eran verdad. Cosas feas y tristes. Mentiras que no debían afectar a nuestra pareja pero que hicieron sentir muy incómodo a Fede por toda la exposición que le daba lo que se hablaba y no porque nosotros nos dejáramos llevar por el afuera. Y yo, frente a esto, por momentos me sentí muy sola. Entendíamos la situación pero empezamos a pelearnos todos los días por cosas que en otro momento no nos hubieran afectado porque no eran cosas nuestras"

Laurita admitió que fue muy difícil tomar la decisión de separarse. "Somos muy pasionales y yo, por lo menos, tengo todo el tiempo re-ganas de verlo. Además, es imposible bancar una distancia cuando hay tanto amor y pasión. De hecho nos pasó que dijimos ‘nos separamos y veamos si cada uno puede tomar su propio camino o si nos extrañamos tanto que no podemos vivir separados’. Necesitábamos un respiro. El tema es que nos cruzamos todo el tiempo en los pasillos y en cada programa y yo siento que me estalla el corazón porque tengo un amor muy profundo por él. Pero aunque suene contradictorio siento que esa distancia que pusimos entre nosotros es positiva, porque me sirve para estar en paz, tranquila y para extrañarlo o darme cuenta que, por ahí, es mejor ese punto final", reveló.

"Nadie dice que se terminó el amor. Pero era necesaria la separación. Porque todo llegó a un punto en el que el volcán iba a erupcionar y ahí sí que no había retorno. Las peleas iban creciendo y estaban a punto de explotar mal. Por eso necesitábamos calmarnos con nosotros mismos. Todos hablaban de nosotros y hay veces que aunque el amor sea muy grande, el dolor y las peleas son peores. Cada vez nos hundíamos más en discusiones que no eran nuestras.

Al principio Fede me enseñó que las crisis se superan de a dos pero llegó un momento en el que nos veíamos sólo para pelear… Y si me preguntan si el afuera nos separó, aunque sea muy triste, creo que sí. Nos afectó mucho todo lo que se decía y teníamos una angustia permanente. Ya no podíamos contenernos entre nosotros. Y nos dimos miles de abrazos, miles de besos y de noches de amor pero no estaba bueno seguir así. Yo necesitaba un respiro. No podía más…" Al principio Fede me enseñó que las crisis se superan de a dos pero llegó un momento en el que nos veíamos sólo para pelear… Y si me preguntan si el afuera nos separó, aunque sea muy triste, creo que sí. Nos afectó mucho todo lo que se decía y teníamos una angustia permanente. Ya no podíamos contenernos entre nosotros. Y nos dimos miles de abrazos, miles de besos y de noches de amor pero no estaba bueno seguir así. Yo necesitaba un respiro. No podía más…"