viernes, 29 de julio de 2011
primicias

Larissa Riquelme regresó al Bailando y casi le quiebra la columna a Tinelli

Luego de su prolongada ausencia en el certamen a raíz una lesión, Larissa Riquelme regresó renovada a Bailando 2011. Sin embargo, algunos integrantes de la mesa examinadora, dispararon con reproches a la paraguaya.

Tras su dilatada ausencia del Bailando, Larissa Riquelme entró al estudio y se trepó a Tinelli con un efusivo koala. La mujer aseguró estar aún recuperándose de su lesión, afirmó estar contenta con el baile del caño y les mostró a Tinelli y a Federico Hoppe sensuales movimientos de preparación para este ritmo.

Riquelme y Fernando Bertone bailaron Yo soy tu gatita. Alfano le reprochó a Larissa su falta de apoyo a su reemplazante Andrea Ghidone y ésta dijo que la acompañó en todo momento a pesar de no haber estado presente en el estudio. La jurado insistió en reprocharle su ausencia prolongada: Otro día tratá de engancharte más con el certamen, dijo.

Mendoza coincidió en la falta de compromiso: Acá hay muchas aspirantes a conchero de cuarta (…) Se tienen que dar cuenta que vienen a un lugar donde es el tope de la profesión y no lo aprovechan.

Atajándose, Larissa comentó que se esperaba este llamado de atención de los jurados; explicó que estaba cansada por tanto trabajo -desde que terminó el mundial- que no podía rechazar, porque tenía que mantener a sus padres de sesenta años. Te estás victimizando con algo que no va, sostuvo Alfano desconforme con el argumento.

Finalmente, Polino dijo que al decir que una mujer de cincuenta y pico era vieja, se había cavado la fosa. Muy contenta con la calificación, Riquelme repartió abrazos a los jurados y se despidió con otro afectuoso saludo al conductor.