martes, 20 de diciembre de 2016
Bailando

Lali Espósito: "Tengo como un pánico a dejar de sentirme yo"

La cantante dialogó con la revista Gente y contó lo que aprendió sobre el desamor. Además, eligió sus hits personales y profesionales del 2016.

Lali Espósito arrancó el 2016 despidiendo varios proyectos que había iniciado el año anterior. El final de Esperanza mía en enero y, dos meses más tarde, mientras confirmaba su separación de Mariano Martínez tras cinco meses de noviazgo, el cierre de A bailar Tour en el Luna Park ante nueve mil personas.

Además, fue elegida como Mejor artista de América del Sur en los MTV Europe Music Awards. Para rematar el año, se animó a ser jurado del Bailando (en reemplazo de Pampita) en diciembre. "Me faltó ponerme un parripollo", bromea Lali. Y sigue: "Por suerte el balance es positivo. Este fue un año bisagra y de mucho aprendizaje para mí. Me siento distinta al año anterior. Algo me pasó", asegura.

"Cumplí 25 y me doy cuenta de que estoy más grande. Noto en mí los valores que me inculcaron mis padres y me siento verdadera, diciendo lo que pienso y bancándomela. En lo profesional, compuse canciones desde un lugar en el que nunca había escrito. En mi primer disco, A bailar (2014), hablaba sobre cosas más banales. En cambio, este es más genuino. Por eso se llama Soy: tiene que ver con estar siendo la persona que creo que voy a ser el resto de mi vida o, al menos, parecida", remarcó.

Sobre el manejo de su propio ego, Lali dijo que "Yo trato de aliarme con el ego y de caminar a la par de él. En el escenario lo necesito para confiar en mí: tengo que sentir que mido 1.90 y que soy capaz de dar un súper show. Después, cuando estoy en una comida con amigos o con mi familia, lo dejo a un costado: puede ser muy autodestructivo".

"Yo tengo como un pánico a dejar de sentirme yo. Me alejo de la gente que es arrogante o agrandada, no me gusta estar en ese lugar. Si todos me dicen que soy linda y me halagan permanentemente, empiezo a sentirme incómoda. Necesito gente que me diga la verdad. Cuesta, pero lo prefiero mil veces", aseguró.

Más tarde, habló sobre cómo capitaliza los momentos críticos que le toca vivir: "Cuando atravieso una situación difícil intento encontrarle lo positivo, pero porque el resto de mi vida es positiva: mis amigos, mi familia, la gente que trabaja conmigo. Si todo fuera negativo, capaz me lo tomaría diferente. Por otro lado, no sé si es un secreto, pero a mí me aliviana mucho ser auténtica. No hago un personaje. Lo que se ve de mí es lo que soy. Y creo que eso me permite surfear los momentos malos desde el lugar más honesto que tengo, que es mostrarme como soy. No la careteo", avisó.

Finalmente, Lali habló sobre la letra del tema Ego, que dice: "Ya nunca más voy a decir 'Es para siempre'" y contestó si forma parte de algún tipo de aprendizaje vivido este año. "Sí. Es un poco desalentador, ¡perdón! La canción habla de una desilusión muy fuerte. No es tan autorreferencial, pero sí me hago cargo de haber sentido: "Nunca más voy a enamorarme". Fue un momento de mi año. Un error del desamor. Después se me pasó y ya estaba diciendo: "Quiero enamorarme de nuevo". Es una canción muy sentida y tiene un mensaje superpositivo al final: de superación, de cruzar hacia algo mejor", concluyó.

Embed