sábado, 19 de julio de 2014
internacionales

Lady Gaga se hizo una selfie y mostró su delantera sin querer

La polémica cantante de 28 años publicó la foto en Instagram y, cuando se dio cuenta, quiso borrarla. Pero ya era tarde.

 

Lady Gaga siempre logra llamar la atención con su look excéntrico. Pero en esta oportunidad, la cantante se sacó una selfie y por un descuido mostró parte de su delantera.

 

En la imagen, la intérprete de 28 años aparece sentada en su avión privado durante pleno vuelo. Pero el vestuario que eligió le jugó una mala pasada y exhibió uno de sus pezones.

Lo peor es que la artista se dio cuenta de lo que había pasado luego de publicar la foto en su cuenta de Instragram. Ella optó por borrarla, pero ya era demasiado tarde porque varios medios se encargaron de publicar este “accidente”.

Luego, Lady Gaga se sacó una foto al bajar del avión en compañía de su bulldog francés. “En camino a Yellowstone Club en Montana para ver a @jeffkoonsstudio y hablar de arte”, escribió en la red social.

Jeff Koon es un artista contemporáneo conocido por convertir objetos comunes en piezas de arte realizadas de acero inoxidable. Al parecer, ellos se reunieron para trabajar juntos en algún proyecto artístico.

Mientras tanto, Lady Gaga se prepara para leer “La fama del monstruo” o “Fame Monster” el título del libro que está preparando una exasistente donde promete contar contar los secretos más íntimos y los trapos sucios de la artista.

Jennifer O’Neil trabajó para la cantante durante la gira de “Born This Way” y entre ellas ya surgieron las primeras rencillas. En concreto, en 2011 demandó a Gaga por impago, alegando que le debía 393 mil dolares por 7.138 horas trabajadas.

Además la ex asistente afirmó que sufrió daños morales, “no tenía privacidad” y no podía hablar con su familia y amigos. Todo esto sumado a que, según O’Neil, la cantante la obligaba a dormir con ella porque no le gustaba dormir sola. Finalmente lograron ponerse de acuerdo y resolvieron el asunto en privado.

Pero ahora Jennifer O’Neil vuelve a la carga con este libro que ha firmado con la editora Simon & Schuster por valor de 730 mil euros. Aunque el vicepresidente de la editorial ha afirmado que ya están escritas algunas partes, se desconoce aún la fecha de su llegada al mercado. Lady Gaga sigue todo de cerca, pero sin nervios.