viernes, 08 de julio de 2011
primicias

La victimización de Flavio Mendoza: ¿Se va o se queda en el Bailando?

Luego de que la Mole Moli ventilara el supuesto arreglo entre la producción de ShowMatch para que Flavio Mendoza ascendiera a jurado del certamen, ahora, el platinado coreógrafo, estaría amagando con renunciar a su puesto de trabajo. Enterate de todo en esta nota de El Diario del Espectáculo. No te la pierdas.

La acusación que Fabio la Mole Moli dirigió hacia Flavio Mendoza caló profundo en el orgullo del coreógrafo, quien, por segunda vez amagó con renunciar al certamen que Marcelo Tinelli conduce por El Trece.

Casi para la misma fecha, pero del año pasado, el indeciso coreógrafo despotricaba de su participación como bailarín del concurso luego de un altercado con Ricardo Fort. Finalmente, el hombre regresó a la pista luego de que Tinelli le obsequiara un Ipad: regalo con el que el conductor logró doblegar el supuesto orgullo del platinado.

Pero ahora, con Mendoza en el jurado del Bailando, la historia vuelve a repetirse y, aunque los motivos serían de extrema gravedad- dado que el honor y dignidad de Flavio se pusieron en juego- el rubio volvió a arrepentirse de su renuncia, a los 15 minutos de haberla plantado.

El titubeo de Mendoza tiene que ver con las acusaciones de La Mole Moli, quien luego de haber discutido con el juez, dejó al descubierto la supuesta maniobra que permitió que el coreógrafo obtuviera su lugar en la mesa examinadora de Bailando 2011.

Es mentira que hubo algún tipo de arreglo, lo que yo dije es que mi puesto de jurado me lo gané con mi trabajo, nada más. Nunca dije que fue un arreglo con la productora. No entiendo por qué tanto odio, dijo Flavio en Este es el Show, al respecto de los dichos del boxeador.

Y  agregó: "Me voy porque esto me perjudica a mí. Y no quiero volver a hacer lo del año pasado que amenacé con irme y después volví. Que este hombre diga lo que quiera", afirmó, oportunamente.

Pero más tarde, en otro ciclo televisivo, Flavio Mendoza terminó por arrepentirse de la decisión tomada y, finalmente, la historia se repitió. Volvió.