viernes, 07 de octubre de 2011
internacionales

La muerte de Michael Jackson: El propofol no tenía huellas del cantante

La defensa de Conrad Murray argumentó que fue el propio Jackson quien se administró una sobredosis de propofol y que eso causó su muerte.Sin embargo no aparecen huellas dactilares del rey del pop en las botellas de propofol.

Las huellas dactilares de Michael Jackson no aparecen en las botellas de propofol y tampoco en las jeringas ni en las vías intravenosas encontradas en su casa el día en que murió.

Este dato fue dado a conocer en el octavo día del juicio contra Conrad Murray, acusado del homicidio involuntario del Jackson.

La defensa de Murray ha argumentado que fue el propio Michael quien se administró una sobredosis de propofol y que eso causó su muerte.

Sin embargo, ayer, la Corte de Los Ángeles conoció los resultados de las huellas encontradas en los instrumentos médicos. Y en las vías intravenosas halladas en la recámara de Jackson sólo se identificó una huella que corresponde, por cierto, a Conrad Murray.

También hallaron otras dos huellas en botellas de propofol pero no corresponden al cantante ni a su asistente, su cocinero ni a investigadores, por lo que la fiscalía las considera un misterio.

Ed Chernoff, el abogado defensor de Murray, puso en tela de juicio los apuntes de Elissa Fleak, la investigadora forense que rastreó el dormitorio de Jackson.

Chernoff acusó a Fleak de que no anotó el hallazgo de un frasco de propofol en una bolsa de suero sino hasta marzo de 2011, dos años después de la muerte de Jackson.

Fleak también dijo que tocó accidentalmente una jeringa en el dormitorio de Jackson y dejó su huella digital. (Fuente: El Universal)