viernes, 08 de julio de 2011
primicias

La Mole Moli, furioso con Polino y Flavio Mendoza

Anoche, Flavio Mendoza y La Mole Moli discutieron acaloradamente luego de que el platinado hiciera enojar al boxeador cordobés con su devolución. No te pierdas el video de esta nota.

Marcelo Tinelli  encendió la mecha recordándole al boxeador una frase suya: Todo en mi casa lo decido yo. Y Moli dijo que muchos lo trataban de machista y cavernícola, pero que no se daban cuenta que la gente del interior tenía otras rutinas cotidianas. No es que yo sea un machista con la negra; a ella la criaron para hacer las cosas de la casa y a mí me criaron así.

Muchos de ustedes tienen cuatro o cinco matrimonios… Entonces, ¿quién está equivocado? Mi vida es hermosa y no voy a cambiar. Después, se dirigió a Tinelli: Cuándo vos sentés cabeza mi negro, y aceptes mi vida, ya ves lo lindo y feliz que te vas a sentir, dijo. ¡Hoy no es mi día!, soltó el conductor.
 
En su devolución, Flavio Mendoza dijo que él también era del interior y no era cómo La Mole. Tu mujer se está liberando y está tomando un protagonismo que vos ya no tenés, le dijo al boxeador.

Después lo acusó de actitudes egoístas hacia su compañera de baile, al negarle posibilidades de trabajo en el teatro. La Mole refutó los argumentos y contestó: A mi cómo persona no me evalúes porque soy mejor persona que vos. Ustedes hablan y cobran, siguió Mendoza. Este, se defendió y replicó que Mendoza estaba buscando protagonismo público. La Mole agregó que en una conversación privada, Flavio había hablado mal -durante el verano, en la temporada de Córdoba- sobre la productora Ideas del Sur. Sos un patético mentiroso, fue la dura respuesta de Mendoza.
 
Mas tarde, Marcelo Polino provocaría otro enojo del participante: Dijiste que tuviste quince días antes de volver a bailar, los podías haber aprovechado para ensayar, le dijo a La Mole. Conmigo no te hagas el malo; a mí no me pongas esa cara de or…, contestó Moli. Tengo esta cara y esta nota para vos, replicó el periodista levantando su placa y le puso un 3.