miércoles, 28 de septiembre de 2011
primicias

La Justicia falló a favor de Katja Alemann en el juicio que le inició a la señal de noticias C5N

El Juez que entiende en la causa falló en primera instancia e hizo valer los derechos de imagen de la actriz Katja Alemann pese a que fue grabada en un lugar público.Katja le inició una querella a C5N luego de haber sido grabada en el restaurante La Dorita de Palermo junto a su ex pareja, Omar Chabán, en 2008.

La actriz Katja Alemann tuvo un grave incidente en 2008 con un equipo de exteriores de la señal de cable C5N que la grabó mientras cenaba con su ex marido Omar Chabán, en el restaurante La Dorita de Palermo.

El incidente fue muy grave e incluyó insultos y gritos por parte de la actriz contra un camarógrafo de la señal de noticias C5N que estaba filmado desde la vereda de enfrente al local.

El hecho conmovió a la opinión pública ya que se trato de la primera salida captada por una cámara de Chabán desde que gozaba de la libertad condicional, 45 días antes del inicio del juicio por la tragedia del boliche República de Cromañón, ocurrida el 30 de diciembre de 2004, donde luego su ex gerenciador quedó condenado a la pena de 20 años de prisión. Recordemos que aún continúa en libertad debido a que apeló su sentencia ante la Cámara de Casación Penal.

Ante el cruce con la prensa televisiva, Katja Alemann inició una demanda donde hace pocas horas se vio beneficiada en primera instancia. Al momento del incidente, Alemann envió una carta pública donde expresaba su descontento por haberse usado su imagen.

Me dirijo a los Medios de Comunicación para poner en su conocimiento que mi imagen es mía y yo soy exclusiva dueña de ella. Los derechos de mi imagen son personalísimos y no se puede hacer uso de mi imagen sin mi consentimiento, salvo en los casos en que la ley exceptúa este derecho, lo cual no corresponde a los hechos ocurridos este viernes último, decía.

Precisamente, ante esto, el Juez que entiende en la causa dictaminó que los derechos de la actriz sobre su imagen no se modifican pese a estar cenando en un lugar público. El fallo de la Justicia se basó en ese punto, lo que provocó una total alegría en Alemann, quien se enteró de la resolución en el día de su cumpleaños.

Esto es una clara violación a mis derechos constitucionales. Estar en un lugar público no significa perder los derechos de imagen e intimidad, sobre todo si uno está cenando tranquilamente en un restaurante con amigos, lo cual de por sí deja en claro que uno no tiene intención de manifestarse públicamente. El Sr. Omar Chabán tiene los mismos derechos que cualquier ciudadano, según lo dispone la ley. Si el estado de derecho fuera respetado, los Medios de Comunicación que lucran infringiendo este derecho de imagen o cualquier otro, debieran ser sancionados. No es excusa ampararse en el derecho de libertad de prensa y expresión si ello conlleva al abuso de este derecho, violando la imagen y la intimidad de las personas, añadía en la carta escrita horas después del confuso episodio.