sábado, 05 de marzo de 2011
primicias

La joven que acusaba de violación a "La Hiena" Barrios no hará una denuncia penal

Rodrigo "La Hiena" Barrios fue demorado ayer durante varias horas luego de que una joven de 28 años huyó de su casa en el partido bonaerense de Tigre y un vecino llamó a la Policía, pero luego la mujer desistió de denunciar al deportista ante la Justicia. Según informó el fiscal de la causa, José Ignacio Amallo, la chica fue sometida a un chequeo médico, se le aplicó un kit de profilaxis y se le extrajo sangre, mientras que el boxeador quedó imputado en la causa pero en libertad.

"La imputación es un delito de lesiones seguido de una situación sexual que debo aclarar en los próximos días", refirió a la prensa el representante del Ministerio Público.

El hecho comenzó cerca de las 6 de ayer, cuando una joven salió corriendo de la casa de "La Hiena", situada en la calle Galileo Galilei y avenida Santa María (Ruta 27) de Rincón de Milberg, en Tigre.

"Estaba vestida con un short y una remera, pero le quedó el resto de la ropa adentro de la casa", precisó en rueda de prensa el comisario Guillermo Britos, jefe de la Superintendencia Norte de la Policía Bonaerense.

Un vecino fue el que primero auxilió a la chica y llamó a la policía, que finalmente la trasladó al Hospital de Pacheco.

Mientras tanto, la Policía concurrió a la casa de Barrios, donde éste quedó demorado mientras se realizaba un allanamiento en el lugar, según explicó esta tarde el instructor de la causa.

"Presenció con los testigos la actuación, todas las diligencias que hemos realizado, se mostró colaborativo, luego fue trasladado a la sede distrital porque lo fue a ver el médico de policía para hacer un reconocimiento de rigor", detalló el fiscal.

Amallo dijo que "la situación de Barrios es de imputado, designó letrados y simplemente se le hizo conocer que hay una denuncia en su contra"; luego aclaró que nunca se dispuso ni la aprehensión ni la detención del boxeador.

Al respecto, explicó que si bien se abrió una causa "de oficio" a raíz de la intervención policial, la acción penal contra Barrios por ahora no va a continuar.

"Por el momento no se va a tomar ningún tipo de temperamento, toda vez que esta mujer, cuando declaró en la fiscalía, (dijo que) se iba a reservar de instar la acción penal, esto significa que por el momento no quiere hacer una denuncia penal contra el señor Barrios", afirmó Amallo.

"Entonces, hasta tanto ello no se modifique, yo me encuentro impedido de seguir actuando toda vez que es un delito de acción privada", dijo el fiscal en referencia a que la joven podría haber sido víctima de algún tipo de abuso.

Agregó que "en estos delitos de índole sexual o de lesiones es necesario escuchar si la víctima desea realmente instar la acción y por el momento no desea".

Aclaró que la fiscalía a su cargo se encarga de delitos contra las mujeres y que es común que las víctimas presten declaraciones confusas "por un montón de cuestiones psicológicas o de índole personal".

Sobre lo ocurrido en la casa de Barrios, dijo que se dio una situación "en la que solamente se encuentra Barrios con ella", en referencia a la chica, y que la joven "tuvo contradicciones, tal vez una noche confusa".

"Ellos habían venido de bailar de un lugar, fueron a la casa del señor Barrios y ahí se dio una situación", dijo el fiscal y se excusó de dar más detalles sobre "pormenores" que la chica le relató.

Sin embargo, remarcó que "la chica refiere haber recibido algún tipo de lesión y golpe", pero "el médico de policía que la evaluó, a simple vista, dijo que no se le ven golpes significativos, pero tiene evidencias y rastros de algun tipo de lesión o de forcejeo con el señor Barrios".

El fiscal dijo que por el casi declararon como testigos una mujer y un hombre que son amigos del boxeador y quienes, según fuentes policiales, estuvieron anoche en el local "La Mónica restó" de Tigre antes de que todos fueran a la casa de Barrios.