viernes, 05 de febrero de 2016
primicias

La hormona que liberan los enamorados causa sensación similar a la borrachera

Según un informe de la Universidad de Brighton, tanto el alcohol como la oxitocina estimulan ciertos receptores neuronales estrechamente asociados entre sí, incitando a las personas a tomar riesgos.

Un estudio de la Universidad de Brighton, del Reino Unido, confirmó que la oxitocina que se libera cuando una persona se enamora causa sensaciones muy similares a cuando alguien ingiere alcohol.
Según el informe, esta sustancia que recorre el cuerpo no sólo hace sentir relajado, feliz y con más confianza, sino que también puede provocar agresión, celos y arrogancia. Pero además estimula también circuitos neuronales en la zona prefrontal y en la zona límbica del cerebro que "quitan los frenos" y desinhiben ante situaciones como el miedo, la ansiedad o el estrés.
Así, tanto el alcohol como la oxitocina estimulan ciertos receptores neuronales estrechamente asociados entre sí, incitando a las personas a tomar riesgos innecesarios o a hacer que se crean más valientes y más capaces de lo que realmente son.
Curiosamente, un estudio australiano realizado recientemente administró oxitocina a ratas de laboratorio y encontró que presentaban mayor dificultad para intoxicarse con alcohol, ya que la hormona bloquea y sobrecarga los receptores que evitan que el alcohol se absorba de manera completa.