domingo, 25 de septiembre de 2011
internacionales

La gran debilidad de Megan Fox

La morocha tiene debilidad por la tecnología y desde que se compró la consola de juegos XBox360 se pasa horas jugando. Su fanatismo por el teléfono celular hizo que la desvincularan de Transformers 3.

La bella actriz y modelo Megan Fox afirmó que tiene una gran debilidad: su nueva consola de juegos XBox 360, de la que casi no puede despegarse.

Fanática de los aparatos tecnológicos, la morocha de ojos verdes se pasa horas y horas despuntando el vicio con Halo: Reach, un juego en primera persona con altos niveles de violencia.

Megan contó que prefiere jugar ante otros contrincantes en línea y que para hacerlo utiliza un apodo, gracias al cual sus oponentes desconocen quién está del otro lado de la pantalla.

Claro que esta fascinación por la tecnología le trajo algunos problemas a Fox, ya que hace un tiempo fue expulsada del rodaje de la película de robots alienígenas Transformers 3 por exagerar en el uso de su teléfono celular.