miércoles, 07 de diciembre de 2016
primicias

La grabaron con un stripper, el novio canceló la boda y ahora acusa a sus amigas

Karina llegó a Imputados para exigir un resarcimiento de Barby y Cecilia, quienes le organizaron la despedida y luego subieron a redes sociales el momento en que la agasajada se divertía con el joven en cuestión.

La violación a la intimidad, un tema muy en boga por estos tiempos, y que suele encontrar en las redes sociales un vehículo ideal para que este delito pueda concretarse, llegó este miércoles a la corte de Imputados. El caso en cuestión tuvo como protagonista central a Karina, quien denunció a Barby y Cecilia. sus mejores amigas, por haber difundido un video de la despedida de soltera que ellas mismas le habían organizado, un hecho que generó una gravísima consecuencia: el novio de la joven decidió cancelar el casamiento al ver cómo su prometida bailaba con un stripper.

"Nosotras íbamos a hacer una previa y después de eso nos íbamos a ir a bailar con mis amigas. De repente, antes de ir al boliche, me caen con un stripper. Yo no sabía nada", relató Karina, quien de todos modos no ocultó sus sensaciones al estar con el muchacho. "Era muy lindo, estaba bueno. No voy a mentir", admitió.

Dejando de lado su particular confesión, Karina relató después que tras pasar una divertida noche, decidió irse a dormir, sin sospechar que sus amigas irían a publicar el video de ella junto al stripper en diversas redes sociales.

Del otro lado, apenas fueron convocadas por el juez, las acusadas aseguraron que Karina estaba al tanto de todo el plan y que la idea de sumar al stripper había sido "de las tres".

Para agregar un elemento aún más polémico al asunto, el stripper fue convocado como testigo. Y si bien reconoció que fueron Barby y Cecilia quienes pagaron por su servicio, también señaló que Karina "la pasó bastante bien", dando a entender que hubo algo más que un baile entre ambos.

Pese a que esta aseveración podía jugar en contra de la víctima, finalmente el jurado votó en mayoría a favor de Karina, por lo que sus amigas deberán resarcirla económicamente.