viernes, 09 de enero de 2015
primicias

La fiesta de blanco en la casa de Nicolás Repetto y Florencia Raggi

El actor y la actriz inauguraron su nueva chacra en la costa esteña con una fiesta multitudinaria a la que asistieron muchos amigos. A todo trapo.

Nicolás, de pantalón blanco y camisa ídem con alforzas, y Florencia, vestida por El Camarín, recibieron a sus 300 invitados en la puerta.
Fueron anfitriones perfectos de una noche que derrochaba glamour. Nunca antes habían organizado una fiesta así, pero estaban tan felices con su casa, y con su regreso a Punta del Este después de tres años, cuando vendieron la que fue su casa de veraneo durante décadas, en La Boyita, vecina de la de Marcelo Tinelli, que aceptaron ser la sede de la fiesta de blanco, un clásico de los veranos esteños.
"Estoy muy contenta de volver a Uruguay. Desde los 20 que vengo, es un reencuentro con un sitio que tiene mucho de mi historia, mis hijos crecieron acá. Me dio mucha tristeza cuando vendimos y dejé de tener un pie en Punta. Sabíamos que íbamos a volver", dijo Florencia a Personajes.tv del Diario La Nación. 
Le compraron la propiedad al arquitecto Reyes Alonso y le hicieron algunas refacciones antes de instalarse. "Es un lugar espectacular. Hace 25 años que tengo casa en Punta del Este. Queríamos volver", agregó Nico.
La cita era a las 22, pero fue pasadas las 23 que Nico y Florencia comenzaron a recibir a los invitados VIP que no tardaron en ponerse a tono con una copa y algunas de las delicias que propuso el catering para maridar con el espumante anfitrión. Hubo sushi, tablas de quesos, jamón crudo en parvas que volaban como pan caliente, croquetas de cordero, camarones, infinidad de canapés, y como plato principal, un manjar de salmón rosado asado. Por el sushi se hicieron largas filas. Allí se vio a la modelo Jimena Buttigliengo pedir que le llenaran el plato, y a Nacho Viale e Iván de Pineda, que llegaron juntos y estuvieron muy divertidos toda la noche, hacer lo propio.
Fotos: Gentileza Personajes.tv | Diario La Nación.