miércoles, 06 de mayo de 2015
primicias

La faceta más salvaje de Valeria Mazza

Mirá la galería de fotos de la hermosa y experimentada modelo en los Esteros del Iberá, Patrimonio de la Humanidad ubicado en Corrientes. Además, contó cómo fue la experiencia.

Algo del Paraná que la vio crecer encontró Valeria Mazza en la Reserva Natural Iberá, un área de preservación ecológica de 1.300.000 hectáreas emplazado en medio de los Esteros del Iberá, declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.
Un lugar donde casi no hay señal de celular, motivo que obliga al visitante a desconectarse y vivir un tiempo que transcurre con pausas. Conocido como “agua que resplandece o brilla”, los Esteros regalan atardeceres de ensueño, que incluso sorprenden al turista más viajado.
Así ocurrió con la empresaria y modelo, quien surcó sus canales junto a Alejandro Gravier en una precaria canoa tirada a caballo y convivió de cerca con la fauna autóctona: ciervos, venados, carpinchos, yacarés de más de dos metros, serpientes y tortugas.
En ese entorno salvaje y de postales al estilo “Africa Mía”, film que inmortalizaron Meryl Streep y Robert Redford, Valeria contó a la revista Caras cómo fue su experiencia en la Reserva Natual Iberá.
"Fue espectacular. Me habían contado lo que eran los Esteros, pero nunca me imaginé tanto. Llegás a un lugar maravilloso, con una naturaleza que te invade", detalló.
Y siguió: "En poco tiempo, entrás en una sensación de paz absoluta por la cantidad de flora y fauna. Los animales los tenés al lado, no se esconden ni tienen miedo. Es una reserva donde no están acostumbrados que el ser humano los ataque, entonces no se defienden. Andas a caballo entre ellos, vas en los botes y está lleno de yacarés por todos lados, ni se mueven".
Una verdadera salvaje.
Fuente: Caras