lunes, 10 de octubre de 2016
Luis Novaresio

La conmovedora historia de la mujer que fue secuestrada por las FARC y que tuvo un hijo en cautiverio

Clara Rojas fue secuestrada en 2002. Quedó embarazada de un guerrillero y dio a luz a Emmanuel. El niño fue entregado a un campesino y su padre fusilado por traición. En 2008 la mujer recuperó la libertad y se reencontró con su hijo.

Toda Colombia conoce la historia de Clara Rojas, la hoy representante a la Cámara por el partido Liberal. Pero desde ahora seguramente será muy reconocida en la Argentina, ya que Luis Novaresio la entrevistó en su programa Debo Decir.

El 23 de febrero del 2002 fue secuestrada por las Farc cuando viajaba a San Vicente del Caguán como parte de la comitiva de la entonces candidata presidencial Íngrid Betancourt. Tenía 38 años.

En el 2004 tuvo un hijo en la selva en condiciones extremas que casi le causaron la muerte a los dos y se lo arrancaron de los brazos siendo todavía un bebé.

El 10 de enero del 2008, seis años después, la liberaron y pudo ver de nuevo a Emmanuel, que entonces ya tenía tres años. Cuando la vio llegar, a lo lejos, le dijo a sus amiguitos de la casa del Bienestar Familiar donde lo habían acogido: '¡Ahí viene mi mamá!'. Ella sintió que si lo abrazaba muy fuerte lo iba a agobiar.

Fue compañera de cautiverio de Betancourt, pero liberada por separado tras una sonada intervención del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, con la dirigencia de las FARC-EP.

Además, su historia tuvo ribetes de novela porque tuvo un hijo durante su secuestro con un guerrillero, del cual se han dado diversas versiones sobre si sigue vivo o no. El niño le fue arrebatado y entregado posteriormente por el gobierno, el cual lo encontró tras una intensa búsqueda y pruebas de ADN.

Hoy Emmanuel, como se llamó al niño, tiene 12 años. Vive y sigue de cerca la carrera de su madre, sobre todo, lo que sea relacionado al proceso de paz y las FARC-EP. Y ella, desde su posición en el Congreso, hace todo lo posible para que lo que vivió no vuelva a repetirse.

Dejanos tu comentario