jueves, 18 de febrero de 2016
primicias

La carta de despedida de "Infama" de Rodrigo Lussich

El conductor contó a través de las redes sociales los motivos por el cual deja el programa que se emite por América. 

Rodrigo Lussich renunció a "Infama" (América). En su segunda temporada al frente del ciclo que había sido de Santiago del Moro, prefirió bajarse.
"Estoy empezando un programa nuevo en Canal 26 por las noches, en el horario que hacía Martín Liberman. Es una propuesta que tiene que ver con algo más integral, de actualidad. Estoy haciendo radio a la mañana cuatro horas y no puedo partirme en cuatro partes. Prefería barajar y dar de nuevo. Hay que ejercer prioridades", le dijo Lussich a PrimiciasYa.com.
Y ahora, el conductor publico una carta en su cuenta de Facebook donde cuenta todos los motivos por el cual deja el programa que se emite por América:
“Me acuerdo cuando a fines del 2014 contaba de la ilusión por mi primera conducción en televisión abierta, para Infama. Hay logros que no se pierden... Fui el primero de los periodistas de espectáculos de mi generación en arribar a una conducción como titular de un programa de aire y significó un gran desafío. Hoy esta etapa termina, un año y pico después. Ponerlo en términos de éxito o fracaso sería injusto para mí. Creo que si lo hubiese hecho mal me rajaban a los dos días y eso no sucedió. Pero soy un tipo que escucha su corazón antes que su cabeza, sus convicciones antes que su billetera y su deseo antes que su ego. Me encanta mi laburo y por suerte hay más por delante. No creo en que hay que resistir hasta que te sacan con las patas para adelante. Yo primero y el mundo después, para esas cosas.
Trabajo de contento y si no lo estoy, se nota. Quiero seguir construyendo una carrera como conductor, es mi oficio y mi sueño, y es un camino largo. Sin dudas este primer escalón será inolvidable. Espero no sea el único y si lo fuese, sabré que mi convicción pudo más. Cada día en la radio le digo a la gente que trate de luchar por sus sueños y se anime a patear los tableros que solo proponen jaque mate. No soy ejemplo pero sería tonto no hacer caso a mi sangre, y la sangre siempre tira.
Desde que tengo uso de razón he vuelto a empezar, el miedo no me gana. Cada mano de la partida propone una revancha cuando se trata de barajar el maso y repartir las cartas otra vez.
La vida es un evento único, y puede encontrarnos en un estudio de televisión o en un avión rumbo al próximo destino, durmiendo bajo un puente o en el hotel más caro del mundo. Probar el sabor de cada experiencia nos da el oficio de vivir. Sin riesgos no hay recompensa, escribí hace poco cuando mi cabeza era un torbellino de contradicciones. Pero sin dudas lo creo.
Las respuestas están siempre, indefectiblemente, del otro lado del miedo”.