martes, 19 de agosto de 2014
primicias

Karina Jelinek pregunta: “¿No me merezco una alegría?”

Luego de esconder en el baúl de un auto a Juan Soler, la modelo explicó sus motivos. “Lo conozco hace nueve meses, es un hermano, es un amigo”.

Karina Jelinek fue a comer a un conocido restaurante de la Costanera el lunes al mediodía y luego de que la prensa le tomara fotografías encontraron a Juan Soler dentro del baúl del auto de la morocha.

El joven en cuestión, Juan, es hijo del empresario teatral Fernando Soler, dueño del local Señor Tango.

Tras las extrañas circunstancias, la ex de Fariña se vio en la obligación de explicr lo sucedido en el programa que conduce por El Trece junto a Fabián Doman.

"¿No me merezco una alegría? No es mi novio, es un amigo con el que fuimos a almorzar a Gardiner. Los dueños del lugar nos vinieron a avisar que había mucha prensa y él me dijo 'por favor, no quiero salir, me meto en el baúl'. Y se metió. A las cinco cuadras le silbo y le digo 'ey, ya podés bajar'. Cuando baja, estaba todo mojado. Le digo '¿qué te pasó?, ¿estás vivo?'. Y vemos a un fotógrafo con una máquina de fotos que parecía una ametralladora", arrancó a contar la modelo.

"Hoy voy a salir con otro amigo a comer. No tengo nada que ocultar, tengo derecho a salir a comer con uno, con dos, con tres, estoy soltera. Lo conozco hace nueve meses, es un hermano, es un amigo. Esa foto es muy graciosa, merece un premio”, agregó.

“Mi corazón está freezado. No hay ningún hombre que me convenza. Con todo lo que pasé yo, ¿no me merezco salir a comer con mis amigos?", concluyó Kari.