viernes, 20 de noviembre de 2015
primicias

Juan José Campanella dice que "no se olvidará" de los ataques del programa "6.7.8"

El director habló sobre el futuro de la argentina y manifestó su enojo con el ciclo de la Tv Pública que lo puso como centro de la polémica durante muchos años. 

Sin duda, Juan José Campanella es uno de los grandes exponentes que Argentina tiene para mostrar su arte cinematográfico al mundo. Sin embargo, el ganador del Oscar por “El Secreto de sus Ojos” mostró durante los últimos años una postura crítica con la administración de la Presidenta Cristina de Kirchner, y esto le mereció ser uno de los blancos preferidos del ciclo ultra oficialista 678, que sale en la pantalla de Canal 7.
El cineasta recordó algunos de los grandes ataques que recibió desde el ciclo, y como invitado en El Diario de Mariana, que conduce Mariana Fabbiani por la pantalla de El Trece, habló sobre todo lo sufrido. 
“Esa es una gente que no voy a olvidar. Va ser un gran recuerdo”, afirmó, medio en broma y medio en serio. E inmediatamente comenzó a explicar su situación.Mostrando en pantalla una fotografía donde aparece él junto a la Presidenta y varios funcionarios, Campanella explicó el destrato que le dedicó la Presidenta ya que hacía poco criticado al Gobierno. “Con esta foto me atacan bastante. Salió en 678, en Agencia Paco Urondo. Es una foto que me saco en septiembre de 2010, en la firma de un decreto que firmó la Presidente sobre la cinemateca nacional. Yo ya había empezado con mi crítica y ni me habló durante todo el tiempo. Me sentaron al lado y yo nada más pensaba ‘que termine rápido esto porque es bastante incómodo’”. Luego mostró la misma foto intervenida de manera burda que fue utilizada para pegarle y calumniarlo, cuenta Clarín. 

“Este tipos de ataques duelen mucho y es por este tipo de cosas que la gente no habla. No los voy a olvidar. ¿Quién destrozó más a Scioli que 678? Nadie. Han apelado a cualquier mentira”, se quejó Campanella.
El director de El Secreto de sus Ojos confesó además que tras cada emisión de 678 venía una “generación de angustia” en sus seres queridos, porque terminado el programa le llegaban “300 ataques de los que veían el programa” que denominó de “irreproducibles”. “Deseo de muerte, lo mínimo”, explicó.
“Las cosas que hemos visto en este programa son cosas que hay que desterrar. A Cambiemos yo voy a estar con un láser viendo. Llega a haber un programa que empieza a atacar a los kirchneristas como 678 atacaba a los que no eran kirchneristas… y esto no puede ser. Cualquiera tiene que sentirse libre de decir lo que piensa”, concluyó.