jueves, 10 de marzo de 2016
internacionales

Jeremy Meeks, el preso más atractivo del mundo, sale de la cárcel directo a las pasarelas

El joven firmó un contrato con una agencia que guiará sus primeros pasos en el mundo de la moda. Fue arrestado por robo. La policía subió la foto del criminal y la imagen se viralizó por Facebook.

Jeremy Meeks, el preso estadounidense que revolucionó las redes sociales por su enorme atractivo, ha salido de la cárcel. Fue arrestado en el verano de 2014 y condenado a 27 meses de cárcel por atraco a mano armada y hace unos pocos días, el joven anunciaba su puesta en libertad este mes de marzo. Meeks, al que le espera un futuro prometedor como modelo tras su enorme éxito, colgaba el pasado día 3 de marzo un selfie junto a uno de sus hermanos, con el que no solo comparte los mismos ojos de color verde claro, sino también el atractivo que lanzó al estrellato a este ya expresidiario de 30 años. "Esperando reunirme con mi familia #6días", escribió junto a la instantánea familiar.
 
Jim Jordan, el representante del exrecluso, confirmó al portal de noticias Buzzfree haber mantenido conversaciones con diferentes agencias de modelos y con distintas productoras de cine, interesadas en contar con los servicios de Meeks. "Tenemos un montón de cosas pendientes", aseguró el manager, que añadió el buen trato del resto de los presos del Correccional Federal de Mendota con su representado. "Los otros reos fueron realmente buenos con él", subrayó Jim. Este miércoles, Meeks colgó en la red social, además, una fotografía ya fuera de presidio junto a su manager en el que puede leerse: "Quiero agradecer a mi familia y a todo el mundo por su amor, apoyo y plegarias. Estoy abrumado y agradecido por lo que se avecina. Estoy listo".
 
En el año 2014, cuando una fotografía colgada por la Policía de California —por la que fue arrestado— en Facebook lo dio a conocer ante el mundo. Por aquel entonces, TMZ confirmó las amplias ofertas de trabajo que le habían llegado al atractivo recluso, incluido el proceso de eliminación de sus tatuajes por parte de una conocida compañía de tatuajes estadounidense. Meeks firmó, además, un contrato con la agencia White Cross Management, que guiará sus primeros pasos en el mundo de la moda. "Nunca pensé que todo el mundo me reconocería por mi apariencia, así que me siento extremadamente bendecido y muy agradecido", comentó el futuro modelo al diario Daily Mail.