viernes, 02 de septiembre de 2011
primicias

Jenny Williams busca nuevos horizontes y cambia de Agencia

Jenny Williams ya pasó por reconocidas producciones de TV, cine y teatro y a los 24 años se mueve con comodidad en todos los escenarios. Después del éxito de Botineras y Malparida, ahora se suma al staff de Life Chekka para apuntalar su perfil actoral.

Dio sus primeros pasos con pequeños papeles en Floricienta y Casi Ángeles pero sorprendió como villana en Atracción x 4, tira juvenil protagonizada por Luisana Lopilato y Rodrigo Guirao Díaz.

Además de compartir pantalla en Canal 13, en 2010, con Guirao Díaz también quedaron elegidos en el casting de Terra Ribelle (Tierra Rebelde) superproducción de la cadena italiana RAI que encararon junto a Sabrina Garciarena y Fabián Mazzei, filmada en escenarios naturales de la pampa de Buenos Aires y Tandil.

A Williams también se la vió como una Botinera enamorada del personaje de Tomás Fonzi, y luchó con la Malparida Juana Viale por el amor de Lorenzo (Raúl Taibo), y este año también demostró su talento en el cine con Cruzadas, el film de Diego Rafecas.

Actriz de obras de teatro como Las siete maravillas y La lámpara mágica, Noche de Show Music Hall, Drácula y Voces que arden entre otras, Jenny Williams comenzó su carrera con el nombre de Juana Dubarry, apellido de su abuela materna a la que nunca conoció, pero tiempo después decidió volver a su verdadero nombre.

Estudió teatro con Valeria Lynch, Inés Pascual y Sergio Lombardo y, además de hacer cursos de acrobacia, baile y música, tuvo una completa formación en canto y danza jazz, tap y clásica.

Sus rasgos le abrieron las puertas de la publicidad internacional y fue cara de numerosas campañas en Estados Unidos y Europa, aunque su indiscutible talento para interpretar personajes en distintos tonos, sumado a su preparación actoral la llevaron a lucirse en cada trabajo como actriz. Actualmente se la puede ver como protagonista del comercial de Sprite Zero.