sábado, 26 de diciembre de 2015
DISTANCIA

Tensa relación entre Madonna y su hijo: Intervino un juez

Un juez obligó a Rocco, hijo de apenas 14 años, a pasar la Navidad con su mamá. El joven no quería verla ya que llevan mucho tiempo distanciados.

Madonna acudió el miércoles a un juzgado de Nueva York a solicitar el regreso de su hijo, Rocco, de 15 años, procedente de Londres donde pasa los días prenavideños con su padre, el director de cine Guy Richie (47) y la nueva familia que éste ha formado.
Guy Ritchie ha reconocido que "en efecto" impidió el regreso de su hijo a Nueva York porque el chico prefiere quedarse en Londres con él.
El juez ha ordenado el traslado del adolescente a Nueva York para que él, personalmente, hable con su famosa madre y entre los dos decidan la residencia de Rocco para el futuro.
El joven aduce que no quiere andar de gira con Madonna y que opta por establecerse en Londres con su padre. Siendo menor de edad, tiene que convencer a su madre para que se lo permita.
Madonna ha recalado en Nueva York para las fiestas de Navidad en la gira mundial Rebel Heart que la lleva de una parte a otra del planeta hasta marzo del 2016 que cerrará el periplo en Asia.
Rocco viajó de Londres a Barcelona hace unas semanas para estar con la cantante en la celebración del Thanksgiving o Día de Acción de Gracias.
Ella organizó una cena para un centenar de personas en la capital catalana con motivo del concierto que daba en la ciudad.La cantante y el director de cine, que se casaron en el 2000 en un castillo de Escocia y se divorciaron en el 2008, son padres adoptivos de David Bamba (10) quien suele acompañar a Rocco en las estancias entre Londres y Nueva York y entre el padre y la madre.
La orden judicial afecta únicamente al hijo biológico sobre el que Madonna ha dicho que no tiene ganas ni habilidades para actuar en el escenario pero sí detrás del telón. El chico ha participado en alguno de los espectáculos de su madre.
Guy Ritchie, que anda en la dirección de una película sobre el rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda, se ha casado con la modelo y actriz Jacqui Ainsley con la que ha tenido tres hijos, dos niños y una niña de corta edad con los que conviven Rocco y David Bamba en sus estancias en Londres y en la campiña inglesa con su padre.
El régimen de estancias para Rocco establecía que el martes el adolescente debía llegar a Nueva York a pasar las Navidades con su madre y con su medio hermana Lourdes, hija de Madonna y una pareja previa a su matrimonio con el director de cine. (El Mundo)