martes, 26 de julio de 2016
"hubo riesgo de muerte"

Productora se declara culpable tras accidente de Harrison Ford

La empresa Foodles Production, a cargo de las grabaciones de El despertar de la fuerza en Inglaterra, admitió su responsabilidad ante un tribunal británico.

A dos años del accidente sufrido por Harrison Ford durante el rodaje de Star wars: el despertar de la fuerza, los tribunales han respondido ante la responsabilidad de la productora Foodles Production.

Según informó The Guardian, la empresa fue declarada culpable de de dos infracciones que forman parte de la legislación de salud y seguridad.

La defensa indicó que el artista estuvo en "riesgo de muerte" y que si el freno de emergencia no hubiese sido presionado a tiempo, el resultado habría sido muy diferente para Ford.

En 2014, durante las grabaciones del Episodio VII en Inglaterra, el actor que interpreta a Han Solo en la saga recibió el impacto de una puerta hidráulica del Halcón Milenario, la nave que comanda su personaje. La estrella sufrió heridas graves al recibir el peso del artefacto, fracturando su pierna izquierda, además de un duro golpe en la pelvis.

Un experto en seguridad indicó que el peso de este aparato es comparable al de un auto pequeño.

Ante el resultado del juicio, la Health and Safety Executive (HSE), que vela por la seguridad en este tipo de trabajos, indicó que lo sucedido fue un incidente previsible. "La industria del cine británico tiene una reputación de renombre mundial para la fabricación de películas excepcionales. La gestión de riesgos en el set de una manera sensata y proporcionada para todos los actores y el personal - sin importar su estatus de celebridad - es vital para protegerlos tanto en pantalla como fuera de ella, además de proteger la reputación de la industria".

En diciembre pasado, en plena promoción de la película, Ford explicó que antiguamente, las puertas de las naves se manejaban con un sistema de poleas operadas a mano. "Ahora hemos tenido un montón de dinero y tecnología y construyeron una gran puerta hidráulica de mierda que se cerró a la velocidad de la luz", reconoció.

La condena de la productora - propiedad de Disney - será entregada el 22 de agosto.