lunes, 02 de febrero de 2015
A la espera de un milagro

Preocupación por la hija de Whitney Houston: en coma y con baja actividad cerebral

Según las últimas informaciones, la joven presenta una muy baja actividad cerebral. Se encuentra internada tras ser hallada inconsciente en la bañera de su casa.

A punto de cumplirse tres años de la muerte de Whitney Houston, su hija, Bobbi Kristina Brown (21 años), se encuentra internada desde el sábado tras ser hallada inconsciente en la bañera de su casa.
Mientras el padre de la joven, el cantante Bobby Brown (45), pedía que se respetase la intimidad de su hija, varias fuentes aseguran a TMZ y People que la joven presenta una muy baja actividad cerebral.
El paralelismo con la muerte de Whitney Houston (hallada muerta en la bañera de un hotel en febrero de 2012) y la azarosa vida de Bobbi Kristina durante los últimos años han disparado la atención mediática. De ahí que su padre se apresurase a pedir que se respetase la intimidad de la chica, mientras permanece ingresada.
"Pedimos intimidad en este asunto. Por favor, permitid a mi familia lidiar con ello y dad a mi hija el apoyo y el amor que necesita en este momento", aseguraba en un comunicado el cantante, quien se encuentra a la vera de su hija en el North Fulton Hospital (Roswell, Georgia).
Según se añadía, no se proporcionarán detalles sobre el estado de la joven. "La información de que Bobbi Kristina Brown ha sido conducida al hospital es cierta. No se dará más información", proseguía la nota.
Sin embargo, las inevitables filtraciones apuntan a que la actividad cerebral de la joven ha "disminuido significativamente" y que la chica se encuentra en coma inducido, según asegura la web TMZ citando fuentes cercanas a la familia. Por su parte, la revista People -que ayer aseguraba que la chica se encontraba "estable"- se sumaba este lunes a las malas noticias, asegurando que la joven tiene muy poca actividad cerebral y sus seres queridos "están rezando, esperando lo mejor", según una fuente cercana. El pronóstico dependerá de cuánto tiempo estuvo su cerebro sin recibir oxígeno.
De acuerdo a algunas informaciones, en los últimos tiempos la joven se había "obsesionado" con el inminente aniversario de la muerte de su madre, acaecida el 11 de febrero de 2012.
"Aparentemente, estaba obsesionado con ello, sobre todo en el último año. Hablaba más sobre el aniversario que sobre su reciente primer aniversario de boda", asegura una persona de su entorno, que apunta al Chicago Sun-Times que la joven podría sufrir trastorno bipolar. (El Mundo)