lunes, 27 de julio de 2015
¡decilo de una vez!

Madonna dice que todavía tiene mucho para decir

A sus 56 años la cantante dice que todavía tiene mucho de qué hablar, y en resumidas cuentas, se siente como Pablo Picasso.

Madonna cree que aunque un artista esté muy metido en su carrera, debe parar si no tiene más nada que decir. Pero a sus 56 años la cantante dice que todavía tiene mucho de qué hablar, y en resumidas cuentas, se siente como Pablo Picasso.
“Me gusta compararme con otros artistas como Picasso. Él siguió pintando y pintando hasta el día que murió. ¿Por qué? Porque creo que se sentía inspirado para hacerlo”, dijo la estrella. “La vida lo inspiró y él tuvo que seguir expresándose, así es como me siento”.
Madonna debutó con un álbum homónimo en 1983 y su más reciente disco, Rebel heart, salió este año. Sostuvo que la clave para mantenerse vigente es su deseo continuo por inspirar a otros.
“No creo que haya un tiempo, una día o una fecha de caducidad para ser creativo”, consideró. “Uno sigue hasta que ya no tiene nada más que decir”.
El ícono pop comenzará su gira “Rebel Heart” el 9 de setiembre en Montreal. El tour incluye más de 60 conciertos en Estados Unidos, Europa, Australia y Asia.
“El tema que exploro realmente en el show, más que cualquier otra cosa, es el amor y el romance”, dijo en una entrevista telefónica desde su casa en Nueva York la semana pasada. “Quiero que la gente salga sintiéndose inspirada y que haya visto algo que nunca había visto antes, que haya sentido algo que nunca había sentido”, completó.
La comediante Amy Schumer, cuya cinta Trainwreck debutó la semana pasada como la segunda más taquillera con una recaudación de 30,2 millones de dólares, abrirá tres de los conciertos de Madonna en Nueva York.
“Ella es un modelo a seguir para las mujeres y yo también, creo que es una buena combinación”, manifestó Madonna, quien agregó que la idea de incluir a Schumer en la gira surgió del equipo de representación de la cantante.
“Me encanta, y pensé que sería interesante. Probar algo nuevo y diferente en vez de lo mismo de siempre, tener una banda, un DJ. Eso es definitivamente nuevo. Espero que funcione, estoy cruzando los dedos”, expresó.
Madonna dijo que elegir las canciones de su próxima gira ha sido difícil, especialmente porque quiere interpretar sus temas más recientes pero también satisfacer a sus admiradores de hace años.
“Me doy cuenta que tengo 32 años de otras canciones, así que tengo que elegir bien. Me paso semanas y semanas sentada tratando de descubrir qué quiero tocar de mi viejo catálogo”, reveló. “Es un rompecabezas que tengo que armar porque temáticamente las canciones viejas y las nuevas tienen que ir bien juntas, y musicalmente también”, afirmó.
Incluso es selectiva sobre los vestuarios en el escenario. “Lo que la gente lleva puesto, desde sus zapatos hasta los botones de sus abrigos, es muy importante para mí”, concluyó la artista.
Se jubiló su histórica publicista
Tras 32 años juntas, la publicista de Madonna, Liz Rosenber, ha decidido jubilarse y dejarle uno de los trabajos más difíciles del mundo a otra persona. ¿Alguien se imagina lo que habrá sido ocupar ese cargo durante los años ’80?. En ese momento, Madonna acaparaba portadas de diarios y minutos de los noticieros de todo el mundo por sus escándalos y controversias.
Cuenta la historia que en 1985, Madonna entró llorando a la oficina de su publicista, Liz Rosenberg, porque temía el fin de su carrera si Playboy publicaba unas fotos en las que aparecía desnuda. Ante la situación, ella le dijo que no se preocupara, que no dejaría que eso se convirtiera en un gran lío y lo logró.
“Madonna me llama mamá”, dijo Rosenberg al diario The New York Times hace unos años. “Yo soy muy maternal con ella y la protejo mucho. Ella es fuerte de muchas maneras, pero yo sé que mucho de eso es sólo una fachada”, agregó, quien más conoce a la diva.
Apodada “el chaleco antibalas” de Madonna, Rosenberg inició su carrera como secretaria en una agencias de manejo de talento y luego dio el salto a Warner, en el departamento de promoción de nuevos talentos.
Van Morrison fue su primer descubrimiento y también trabajo con Fleetwood Mac, Rickie Lee Jones y Van Halen.
La veterana, que cuelga los botines a los 67 años, también trabaja para Cher, Stevie Nicks y Michel Bubble.
Rosenberg por fin tendrá tiempo para ella, ya que ha llevado adelante una carrera en base a poner a sus clientes por encima de ella.
Otra anécdota famosa cuenta que en 1990, cuando el agente de contratación musical Phil Citron le pidió matrimonio, ella le contestó: “Sí, pero este año no puede ser porque tengo la gira de Madonna”.