viernes, 28 de agosto de 2015
VIRGINIA, ESTADOS UNIDOS

Lágrimas y minuto de silencio en el noticiero donde asesinaron a dos periodistas

Se vio una emotiva transmisión el día después de que asesinaron a dos compañeros de trabajo al aire. Los periodistas se quebraron al recordarlos, en un caso que recorrió el mundo. 

Un día después de la matanza de dos periodistas televisivos que horrorizó a millones en el país, el personal doliente de la emisora WDBJ-TV se reunió para una emisión de su programa "Mornin'".
 
A las 6.45 de la mañana, la hora local del asesinato de la reportera Alison Parker y el camarógrafo Adam Ward, la emisora realizó un minuto de silencio con las fotos de las víctimas en la pantalla.
 
Kim McBroom, la presentadora durante el tiroteo del miércoles que intentó reconfortar a los espectadores inmediatamente después de la emisión del ataque, tomó las manos del meteorólogo Leo Hirsbrunner y de su colega Steve Grant, quien llegó de la televisora hermana KYTV en Springfield, Missouri.
 
"Tomados de las manos aquí en la mesa. Es la única manera de hacerlo", dijo segundos antes del minuto de silencio.
 
Durante su segmento, Hirsbrunner recordó con voz temblorosa que Ward lo llamaba todas las mañanas para conocer el estado del tiempo antes de salir a hacer su trabajo.
 
"No sé cómo dar el estado del tiempo en un día como éste", dijo. McBroom le respondió: "Buen trabajo, compañero. Lo superaremos juntos".
 
La emisión matutina incluyó una serie de noticias sobre el suceso. Una se enfocó en la investigación penal de Vester Lee Flanagan II, el exreportero de WDBJ-TV que utilizaba el seudónimo artístico de Bryce Williams. Murió de un disparo autoinfligido horas después de la matanza.
 
Su familia dio a conocer un comunicado a través de un representante en el que expresó condolencias a las víctimas y pidió se respete su intimidad. "Las palabras no pueden expresar lo que sentimos", dice en una parte.
 
La publicación en redes sociales el miércoles en una cuenta a nombre de Bryce Williams incluyó un videoclip de 556 segundos que muestra a Vester Lee Flanagan II acercándose sigilosamente, pistola en mano, a Parker y Ward cuando realizaban una entrevista. Pero la cámara de Ward apuntaba a una pista de minigolf cercana, no a la reportera. El asesino esperó, maldiciendo por lo bajo a Ward, durante 20 segundos hasta que la imagen en vivo volvió a la reportera. Entonces disparó ocho veces sin decir palabra.
 
Pareció un ataque cuidadosamente planificado. Flanagan fue visto en un auto alquilado que había reservado previamente; su propio Mustang apareció abandonado en el aeropuerto local, dijo el comisario del condado de Franklin, Bill Overton. La entrevista fue realizada en un centro comercial aún no abierto al público ese día, en un lago remoto en Moneta, a unos 35 kilómetros de los estudios de WDBJ en Roanoke. La emisora había promocionado la entrevista e indicado dónde tendría lugar.
 
Unas tres horas después del hecho, ABC News dijo que recibió por fax una declaración de 23 páginas de Bryce Williams.
 
A diferencia de tantos crímenes que se deben reconstruir en sentido inverso, este se desarrolló en tiempo real en Twitter y Facebook. La transmisión en vivo fue compartida una y otra vez antes de que las autoridades de la televisora estuviesen enteradas de la suerte de sus empleados. Unos 40.000 espectadores, entre ellos el comisario, habían sintonizado el programa matutino y escucharon el grito de Parker. La vieron correr al caer la cámara, que captó la imagen fugaz de un hombre con un arma en la mano.
 
No fue el primer encuentro de Flanagan con sus víctimas. El atacante de 41 años había sido despedido por la emisora en 2013 y tuvo que ser acompañado por la policía para salir del edificio, dijo el presidente y gerente general Jeffrey Marks.
 
En Twitter, Flanagan describió conflictos con sus dos víctimas. Dijo que Parker había hecho comentarios racistas y que había presentado una queja ante la Comisión de Oportunidades Equitativas en el Empleo. Agregó que Ward lo había denunciado a la oficina de recursos humanos.
 
Dan Dennison, ahora vocero del gobierno estatal en Hawaii, fue el director de noticias de WEBJ que contrató a Flanagan en 2012 y lo despidió en 2013, sobre todo por cuestiones de desempeño. "Hicimos una investigación exhaustiva y no hallamos evidencias que nadie hubiese incurrido en discriminación racial contra este hombre", afirmó.
 
Cuando Flanagan fue despedido se negó a retirarse y la emisora llamó a la policía. En documentos judiciales de una demanda que Flanagan interpuso contra la estación, Denison dijo que, mientras la policía acompañaba a Flanagan a retirarse, este le dio una cruz de madera a Dennison y le dijo "La necesitarás".
 
Flanagan había sido despedido por lo menos dos veces de emisoras de mercados reducidos después que los gerentes dijeron que había causado problemas con otros empleados.
 
En un fax a ABC, Flanagan se caracterizó como un afroamericano homosexual que había sido maltratado por personas de todas las razas. Agregó que compró la pistola dos días después que nueve personas de color fueron asesinadas en una iglesia de Charleston, Carolina del Sur. En el fax también manifestó admiración por los asesinos que perpetraron masacres en Virginia Tech en 2007 en la escuela secundaria Columbine en Colorado en 1999. Se caracterizó como "un polvorín humano a punto de estallar". (AP)