martes, 11 de agosto de 2015
enterate de todo

Hollywood y las infidelidades puertas adentro

Ben Affleck es el más reciente actor en serle infiel a su esposa, Jennifer Garner, con la niñera de sus hijos. Recordamos otros casos que fueron noticia.

Por Selva Florencia Manzur
manzur.florencia@diariouno.net.ar
Las separaciones en Hollywood siempre dan que hablar y acaparan las portadas de revistas y diarios, pero se vuelven aún más jugosos cuando la tercera en discordia es alguien de confianza en la pareja o, peor aún, trabajaba para ellos.
El más reciente caso en acaparar portadas de diarios es el de Ben Affleck y Jennifer Garner. Al principio, la separación de los actores parecía ser de común acuerdo porque ninguno estaba viviendo la vida que anhelaba. Ella es una madre dedicada a la familia, mientras que él se la pasa trabajando de película en película, dejando cada vez menos tiempo para el hogar.
Sin embargo, empezaron a circular rumores de que Affleck habría sido tentado por la niñera de la pareja, Christine Ouzounian. Rápidamente, el publicista de él negó los dichos y amenazó con acciones legales. Pero, la semana pasada, Affleck fue fotografiado en la puerta de su nueva casa de soltero cuando Ouzounian estaba llegando, en el auto de él.
Según la revista People, allegados a Garner –está filmando una película en Atlanta y está allí con sus hijos– aseguran que la actriz está devastada y nunca imaginó una traición de este calibre tras una década junto al actor de Daredevil.
Otros casos similares son el de Jude Law y Daisy Wright, que fue una de las noticias más comentadas del 2005. En ese momento, el amorío de Law con la niñera de sus dos hijos acabó con el compromiso del actor con la actriz Sienna Miller.
En 2011, otro evento similar sacudió a la farándula de Hollywood. Ni bien Arnold Schwarzenegger terminó su segundo mandato como gobernador de California, se supo que se divorciaba de Maria Shriver tras dos décadas juntos. ¿El motivo? Él había tenido un hijo en secreto décadas atrás con la empleada de mayor confianza de la casa, Mildred Baena.
Como si esto fuera poco, Baena había seguido trabajando en la casa de los Schwarzenegger, ocultando este secreto en las narices de Shriver.
En 1988, Robin Williams trató de ocultar que la artista Marsha Garces, con quien engañó a su esposa de Valerie Velardi, fue niñera de su hijo Zachary. El divorcio con su mujer de casi una década fue propulsado por su amorío con la joven.