lunes, 19 de enero de 2015
Ser o no ser...

Gastó 200 mil dólares para parecerse a Pamela Anderson

Carolyn se puso implantes en los senos, se inyectó los labios y blanqueó los dientes para ser como su ídola.

Carolyn Anderson tiene 29 años, es originaria de Liverpool y, no sólo se volvió rubia como la sex symbol y estrella de la serie Baywatch, sino además invirtió 200 mil dólares para acentuar el parecido físico.

La chica británica se confiesa no sólo admiradora sino "adicta" a la artista, al grado que desea ser como ella, y para ello se ha sometido a un blanqueamiento de dientes (también se los enderezó), se incrementó la talla del busto y hasta se inyectó botox, ajustes físicos que oscilan en los 200 mil dólares.

“Cuando comencé a trabajar como modelo, necesité de un ángulo que me hiciera diferente a todas. Si hago algo, quiero ser la mejor. Siempre me dijeron que me parecía a Pamela Anderson, entonces decidí que debería ser ella”, según relató a la revista Liverpool Echo.

Además recientemente protagonizó el programa de TLC, My Strange Addiction, en donde habló de todos los procedimientos que se ha sometido para verse igual que la actriz, modelo y playmate canadiense de 47 años.

Incluso, Carolyn busca ropa similar a la Pamela, quien el año pasado se volvió a casar con su ex marido Rick Salomon.

Su obsesión por ser "la nueva Pamela Anderson de la Gran Bretaña" ha llevado a Carolyn a gastar 40 mil dólares en extensiones de cabello, botox, inyecciones de labios, delineado permanente de labios, blaqueamiento dental, tratamientos para la piel y los implantes de senos, así como 160 mil dólares en ropa.

También ha creado su propia marca que lleva por nombre Scouse Pammie, donde comercializa fotos, presentaciones, calendarios y cualquier evento para sua admiradores masculinos.