martes, 28 de julio de 2015
AUTOPSIA SIN MUCHOS DATOS

Dudas sobre la causa de muerte de la hija de Whitney Houston

Los médicos que realizan la autopsia del cuerpo de Bobbi Kristina Brown, hija de la recordada cantante, dijeron que los primeros resultados no arrojaron una causa evidente de muerte.

Los médicos que realizan la autopsia de Bobbi Kristina Brown dijeron el lunes que sus primeros resultados no arrojaron una causa evidente de muerte, mientras que varios expertos señalaron que los meses que han pasado desde que Brown apareció boca abajo en una bañera están en contra de las autoridades que ahora tienen que descubrir cómo murió.
 
La Oficina del Forense del Condado de Fulton señaló en un comunicado el lunes por la tarde que podrían necesitarse varias semanas antes de que se pueda dictar la forma y la causa en la que falleció la hija de 22 años de la también fallecida Whitney Houston. La agencia dijo que su autopsia inicial no encontró "lesiones importantes" o "enfermedades previamente conocidas". Dijo que el próximo paso es ordenar pruebas de laboratorio y solicitar la investigación de archivos, que muy probablemente sean los historiales clínicos de Brown.
 
Según expertos el tiempo es definitivamente un enemigo en el caso de Brown. Cualquier droga que pudo haber ingerido salió de su sistema hace mucho tiempo. Sus lesiones pudieron sanar incluso aunque Brown continuó inconsciente. Y si la policía pasó por alto cualquier evidencia en la casa de Brown después de que fue hospitalizada el 31 de enero, recuperarla casi seis meses después podría ser imposible.
 
"Generalmente cuando hacemos autopsias, las hacemos con gente que murió hace poco. Asuntos como la toxicología y las lesiones están claras", dijo Baden, quien ayudó a investigar casos muy sonados incluyendo las muertes del comediante John Belushi y del activista por los derechos civiles Medgar Evers. "Como estuvo en el hospital por tanto tiempo, cualquier droga que podría haber estado en su cuerpo habría desaparecido en unos pocos días. Las lesiones, si tenía, se habrían cambiado por el tiempo, y el proceso de sanación del cuerpo".
 
Esto significa que los historiales clínicos serán tan importantes, si no es que más, como las evidencias físicas para los forenses que investigan la muerte de Brown.
 
Baden dijo que era muy probable que los médicos buscaran drogas en la sangre de Brown al ingresarla al hospital. Su historial clínico también podría haber incluido observaciones sobre lesiones que hubiesen notado los médicos que la atendieron primero. El reporte inicial de los paramédicos que acudieron a la casa de Brown podría dar pistas clave, agregó.
 
El médico Henry Lee, un científico forense cuyos casos famosos incluyen la muerte de la reina de belleza infantil JonBenet Ramsey, dijo que el paso del tiempo podría hacer que la autopsia de Brown sea "mucho más difícil".
 
Pero agregó que aún se podrían obtener pistas clave examinando sus pulmones y sistema digestivo. Además de que pruebas de laboratorio de la ropa que llevaba el día que la ingresaron al hospital podrían arrojar residuos de drogas o de otras toxinas. "Se pueden hacer muchas cosas", dijo Lee.
 
El Departamento de Policía de Roswell en un suburbio de Atlanta continúa investigando los hechos que llevaron a la muerte de Brown, según autoridades. Un reporte de policía que describía lo que ocurrió en la casa que Brown compartía con Nick Gordon como un ahogamiento. Pero nadie ha sido acusado en el caso.
 
Gordon dijo que Bobbi Kristina, cuyo padre era el cantante de R&B Bobby Brown, no estaba respirando cuando apareció boca abajo en la bañera, y que no tenía pulso antes de que llegaran los paramédicos. La escena era similar a la forma en la que se encontró a Houston en 2012, las autoridades dictaron su muerte como un ahogamiento accidental.
 
Para resolver la muerte de su hija, mucho dependerá de qué tan detallada fue la investigación que emprendió la policía cuando Brown fue hospitalizada en enero, dijo Ken Hodges, un exfiscal de Georgia quien trabaja ahora como abogado en Atlanta.
 
"La intensidad que le dan los policías a las cosas depende a veces de la gravedad de lo que enfrentan", dijo Hodges, quien trabajó 12 años como fiscal de distrito en el condado de Dougherty. "Si se trata de un homicidio se le suele dar a los detectives más experimentados. Si se percibe al comienzo como una sobredosis y no precisamente un crimen, quizá no se investiga o se le da a un detective menos experimentado".
 
Cualquier huella dactilar, sangre, cabello u otra evidencia física que la policía no recabó hace seis meses podría haber desaparecido, dijo Hodges. O las evidencias en el lugar que siguieran meses después como una huella dactilar sobre la manija de una puerta podrían tener menos valor por las posibilidades de que la gente hubiese salido y entrado del lugar.
 
Además los testigos que la policía no entrevistó en el momento podrían tener problemas para recordar las cosas correctamente.
 
"Quizá podrían haber hecho todo esto hace seis meses", dijo Hodges. "Pero el tiempo nunca es amigo de un policía o un fiscal. Siempre es bueno entrar en el caso temprano. La evidencia desaparece, la memoria se borra y pasan muchas cosas". (AP)