jueves, 09 de julio de 2015
la amamos

Del éxito televisivo con "Games of Thrones", a la pantalla grande con Schwarzenegger

Terminator Génesis decidió incorporar a la joven actriz inglesa Emilia Clarke, que se ha convertido en una de las estrellas más reconocidas de la televisión mundial gracias al papel de Daenerys Targaryen de la saga de Juego de Tronos.

La “madre de los dragones” ha logrado sobrevivir en la sangrienta trama del escritor George R. R. Martin, al que no le tiembla el pulso para decretar la muerte de sus personajes. Pero Daenerys Targaryen logró culminar la quinta temporada, en peligro pero viva.
Clarke ha hecho el camino que muchos de los grandes actores ha recorrido en las últimas décadas: iniciarse en la televisión para terminar en la pantalla grande.
En el caso de Clarke, su papel en Juego de Tronos la catapultó a una fama que no sólo la posicionó como actriz, sino también como modelo para las grandes marcas.
Su ecléctico estilo, que va de la informalidad a un estilo dark o a la suavidad de formas y colores, la han convertido en una de las preferidas de los grandes diseñadores.
Demasiada piel
Emilia decidió seleccionar con mucho cuidado los proyectos de trabajo que le acercaron después de su éxito televisivo.
Así, por ejemplo, prefirió no aceptar un papel que prometía ser un éxito de taquilla: Cincuenta  sombras de Grey, donde se pondría en la piel de Anastasia Steele, personaje principal. ¿Los motivos? El guión incluía escenas de desnudos y ella, que ya había mostrado su desnudez tanto en teatro como en TV, eligió dejar pasar la oportunidad: “Hice desnudos anteriormente y estaba preocupada por ser estigmatizada por hacerlo de nuevo”, explicó.