jueves, 15 de octubre de 2015
¡eso es trampa!

Cinco películas que Disney cambió para que tengan un final feliz

Las película más famosas y queridas de Disney muchas veces están inspiradas en viejos cuentos y/o leyendas europeas que no solían tener un final de "vivieron felices y comieron felices". Enterate en esta nota los verdaderos finales de "La Sirenita", "Rapunzel" y "El Jorobado de Notre Dame".  

Durante los años 20 y 30 del siglo pasado, The Walt Disney Company era un empresa en crecimiento, que luchaba por sobrevivir en un medio que miraba los dibujos animados con desconfianza. En ese panorama, Roy Disney le propuso a su hermano menor, Walt, llevar a la pantalla grande historias de los autores clásicos, como Hans Christian Andersen y los Hermanos Grimm.
La apuesta tenía dos beneficios: las historias ya habían sido exitosas en la sociedad y, además, por su antigüedad muchas no pagaban derechos de autor. En 1937, llegó la primera película a las carteleras: Blancanieves y los 7 enanitos.
Sin embargo, muchos cuentos tenían una historia dura, en algún punto cruel, y los Disney sabían que debían adaptar muchas de esas historias para que fuesen aptas al público infantil.
La Sirenita 

Todos recuerdan a Sebastián cantando "debajo del mar" y la malvada Úrsula, como también al príncipe Eric. En la historia de Andersen -publicada en 1837- la Sirenita no tenía nombre, mientras que en el film se la conoce como Ariel.
Ursula, esa reina pulpo, que aumentaba su tamaño no tenía, en la versión original, un rol protagónico, lejos estaba de ser la villana que hoy se conoce, mientras que Eric tenía otro amor antes de conocer a la Sirenita. En la película, esa relación nunca existió.
En el libro, la sirenita, "en estado invisible, abrazó a la esposa del Príncipe, envió una sonrisa al esposo, y en seguida subió con las demás hijas del viento envuelta en una nube color de rosa que se elevó hasta el cielo". En el film de 1989, el personaje logra convertirse en una humana para casarse con el príncipe.
El Libro de la Selva

Cuando el autor de origen indio Rudyard Kipling escribió los dos volúmenes de El libro de las tierras vírgenes, en 1894, lo pensó más como una metáfora de la fuerza de la naturaleza a través del hombre.
Mowgli (rana), el pequeño personaje criado por el oso Baloo, tenía más un perfil acorde a su realidad: un inadaptado con resentimiento hacia una sociedad que lo había expulsado -sin razón aparente- durante sus primeros años de vida.
La gran diferencia entre la versión original y la de Disney se encontraba en los métodos que Mowgli utilizó para vengarse del pueblo, que lo había expulsado por considerarlo un "espíritu maligno", que hablaba con los animales.
En la versión cinematográfica, Mowgli huye junto a Messua, su madre biológica, a otro pueblo, donde se adapta a la civilización y las costumbres inglesas. Sin embargo, Kipling imaginó cómo el personaje organizaba una estampida de bueyes, que arrasaba con el pueblo.
Pocahontas

Basada en una historia real, Pocahontas -Traviesa- fue la hija mayor del jefe Powhatan, líder de la tribu algonquina, uno de los pueblos originarios de Estados Unidos.
Su vida fue llevada al cine en varias oportunidades: El nuevo mundo (2005) de Terrence Malick, La leyenda de Pocahontas (1995), de Danièle J. Suissa y en las dos films animados de Disney, Pocahontas (1995) y la secuela Pocahontas II (1998).
Si bien, el final de la de Disney mostró la dolorosa separación entre ella y su "príncipe", el colono inglés John Smith; en realidad, la vida de la princesa aborigen fue un poco más dura: fue violada y convertida al cristianismo a la fuerza. Luego, obligada a casarse con John Rolfe (el galán en la secuela), viajó a Londres y falleció por causa de la tuberculosis durante la travesía de regreso al Nuevo Mundo en 1617.
El Jorobado de Notre Dame

Una de las grandes obras de Víctor Hugo, Nuestra Señora de París (1831), tenía un contexto político. La obra fue la gran protesta del escritor galo contra el poder de la iglesia.
Esta fábula iluminista muestra la disputa de poder entre la clero, los militares y los sectores marginales (representado por el jorobado y los gitanos).
El final fue cambiado radicalmente. Mientras en la película, Esmeralda y Quasimodo logran escapar del malvado Frollo y el jorobado termina siendo aceptado por la sociedad, mediante un simbólico abrazo de una niña. En el libro, Esmeralda no puede escapar de la hoguera. Luego, Quasimodo permanece junto al cadáver hasta su muerte de su amada hasta fallecer por inanición. Lo que tienen en común es que en ambas versiones, el malvado Frollo murió al caer de lo alto de la catedral.
Rapunzel

La historia de los Grimm narra como una princesa, prisionera de una bruja, conocía el amor en el príncipe Flynn. En la película Enredados (2010), la gran factoría de norteamericana también cambió el final con respecto a la obra original.
En el film, cuando Flynn caía de la torre, Rapunzel corta su larga cabellera para salvarlo. Sin embargo, en la primera versión no puede hacer nada para evitar la desgracia de su amado, quien queda ciego tras caer sobre un zarzal de espinas. Sin embargo, cuando ella lo tiene en sus brazos, sus lágrimas lo curan de la ceguera. Un final feliz.