domingo, 15 de noviembre de 2015
drama en francia

Bono cuenta cómo vivió el atentado mientras ensayaba con U2 en París

"Podía haber estado yo en el concierto", relata el cantante irlandés, que se encontraba cerca de Bataclan en el momento de las explosiones

Es posible que estuviese sonando With or without you. O la romántica One. O incluso la premonitoria Sunday bloody sunday. Allí, en una sala sin público, solos los cuatro miembros de U2 ensayando. Estaban a poco más de dos kilómetros de la sala Bataclan el viernes por la noche, justo cuando se producían los atentados de París. "Nuestro equipo de seguridad nos bajó a avisar de lo que estaba sucediendo. Paramos el ensayo y nos reunimos todos para asegurarnos de que estábamos a salvo y para informarnos de lo ocurrido", ha señalado Bono, el líder del grupo, a Dave Flanning, de la emisora irlandesa RTE 2FM.
U2 se encontraba en el AccorHotels preparando el concierto de ayer sábado dentro de su gira Innocence + Experience. El espectáculo, que finalmente se canceló, se iba a desarrollar en el mismo AccorHotels e iba a ser grabado por la HBO. "Todos fuimos a la puerta de atrás del hotel. Nos congregamos allí para ver por televisión lo que estaba ocurriendo y para comprobar que todos estábamos a salvo", continuó relatando el cantante.
Sobre la cancelación del concierto, el músico apuntó que fue una decisión tomada por las autoridades francesas. "Y lo entiendo perfectamente". Y añadió: "Pero el concierto se va a celebrar. No ha sido suspendido definitivamente. Solo ha sido pospuesto. Esta gente [los terroristas] no van a dictar nuestra agenda, no van a organizar nuestras vidas".
Bono reflexionó sobre algunos detalles del atentado, centrándose sobre todo en que se produjeran en la sala donde tocaba un grupo de rock, los californianos Eagles of Death Metal: "Si lo piensas, la mayoría de las víctimas son fans de la música. Este es el primer gran golpe directo en la música que hemos tenido en esta llamada guerra contra el terror, o como se llame. Esta es nuestra gente. Podía haber estado yo en el concierto. O tú. Es una situación muy reconocible para mí y para cualquiera. La sangre fría que se ha utilizado para esta masacre es muy preocupante. No me lo puedo sacar de la cabeza".
El cantante irlandés quiso hacer un paralelismo con los atentados de las Torres Gemelas: "Recuerdo cuando actuamos en el primer gran acto después del 11 de Septiembre. Tocamos en el Madison Square Garden y el sentimiento fue simplemente increíble. Esto es lo que somos, no pueden cambiarlo. No van a frenar nuestras vidas. Esa fue la sensación que tuvimos en el Madison Square Garden y esa es la que esperamos tener cuando actuemos en París".