jueves, 07 de abril de 2016
primicias

Imágenes reales para una clásica animación de Disney de los 60'

Se estrena hoy "El libro de la selva". Jon Favreau, también director de las dos primeras "Iron Man", dijo que "si vuelves a las viejas historias debes contarla de una nueva manera".

La película de aventuras y fantasía "El libro de la selva", es una versión del clásico de Disney de 1967 que mezcla imagen real y digital bajo la dirección de Jon Favreau, responsable de las dos primeras películas de la saga "Iron Man".

"Empezamos el trabajo planeándola como si fuera una película animada, así que dibujamos todo primero. Luego usamos la técnica de captura de movimiento con los animales para ver dónde iba a ir la cámara, como en «Avatar». Y al final la filmamos como si fuera una película real, filmamos al niño en sets diminutos, por ejemplo. Es una mezcla de todas esas técnicas, y al final los artistas vinieron y dibujaron el mundo alrededor del niño y los animales. La idea siempre fue que los animales hablando lucieran lo más reales posible", explicó el cineasta norteamericano al diario Clarín acerca de la técnica usada para este filme que se estrena hoy en los cines rosarinos.

"Desde pequeño sentí una gran conexión y afecto hacia la película original", reconoció Favreau en una conferencia de prensa celebrada en un hotel de Beverly Hills durante la presentación del filme, donde estuvo acompañado por Lupita Nyong'o, Ben Kingsley, Giancarlo Esposito, es decir parte del elenco que presta sus voces al filme. También, estrellas Bill Murray (Baloo), Christopher Walken (Rey Louie), Idris Elba (Shere Khan) y Scarlett Johansson (Kaa) prestan sus voces en la versión original de la película.

"Me encantaba tanto aquella película que pensé: ¿por qué no hacerla con imágenes reales? Con «La vida de Pi» vimos que se podía contar de esa manera y queríamos llevar los efectos visuales al límite, como en «El planeta de los simios», «Avatar» o «Gravity»", explicó Favreau. El objetivo principal de Favreau y Disney era acercar la historia a las nuevas generaciones y hacerlo empleando las últimas novedades tecnológicas.

"(Rudyard) Kipling escribió el libro hace más de cien años (en 1894). El clásico animado de Disney se estrenó hace casi cincuenta años. Era el momento de actualizar la historia para las nuevas generaciones", manifestó el director.

"Aunque para mí como director, si vuelves a las viejas historias y no las cuentas de una nueva manera, ya no es interesante", añadió. En la película, Mowgli es un niño criado por una manada de lobos en la selva de la India.

Allí llegará a ser aceptado como uno más por casi todos los animales de la jungla, excepto por el temible tigre Shere Khan, cuyas amenazas le llevan a abandonar el único hogar que ha conocido y a emprender un viaje que le permitirá descubrir su propia identidad.

"El mayor miedo que tuve era no estar a la altura de las circunstancias y defraudar a la gente que ama esta historia", indicó Favreau, quien agregó: "Esta historia pertenece a la cultura popular, y eso siempre da mucho respeto".

El cineasta explicó además que la intención desde el primer momento fue "cambiar algunas cosas para modernizar" el relato, pero recalcó que en todo momento el equipo tuvo claro que debía "mantener el alma y el encanto de la cinta original". "Quisimos añadir elementos de aventuras, sustos, humor y música, aunque sin caer en fabricar un musical. Lo cierto es que estamos entusiasmados, hemos trabajado duro y lo hemos dado todo. Ahora es el turno de la gente de decidir si mereció la pena", apuntó.

Grandes personajes. El personaje de Mowgli lo interpreta el debutante Neel Sethi, el niño que convenció a Favreau de entre 2.000 candidatos en una exhaustiva búsqueda por todo el mundo.

"Es el personaje clave de la película. Hubo un momento en que estábamos aterrorizados porque no dábamos con la persona adecuada, hasta que apareció él. Necesitábamos a alguien capaz de emocionar e iluminar la pantalla con sus ojos. Alguien convincente y con quien el espectador disfrutase durante 90 minutos", narró el director. Sethi, de 12 años, estuvo presente constantemente en los nueve meses que duró el rodaje en Los Angeles.

La keniana nacida en México Nyong'o encarna a Raksha, la protectora loba que adopta al pequeño Mowgli. "Cuando me reuní con Jon, lo que más me atrajo fue la compasión con la que hablaba de todos los personajes. Su visión apostaba por la fuerza visual de la historia, pero sobre todo por el corazón y el amor que encerraba", explicó la actriz, de 33 años. "Mi personaje es una gran figura maternal que cuida a Mowgli como a uno de sus propios hijos. Creo que es una imagen preciosa ver a criaturas tan diferentes tener un vínculo tan sincero", declaró la intérprete, quien confesó que su madre siempre ha sido su ejemplo a seguir y que posee un "tremendo" instinto maternal.

“La película original era demasiado inocente”

“La gente espera acción de esta aventura”, explica Jon Favreau.  “La película original era demasiado inocente y los recuerdos musicales que tenemos de ella no pegan con el tono de una de acción real, donde hay peligro real y riesgos. Las tramas y la mitología detrás de las historias de Kipling son muy distintas a la versión animada. Remar por esas aguas turbulentas ha sido uno de mis trabajos más complicados como director”.

El filme cuenta además con la imponente presencia del temible tigre Shere Khan, cuya voz parte del actor británico Idris Elba. Es más, el primer videoclip del filme está centrado en la figura del poderoso tigre, presentado como uno de los personajes principales de la historia clásica. Un potente trailer inicial mostrando la efectividad de la nueva tecnología a fin de ser más reales las imágenes del antiguo relato.