miércoles, 27 de mayo de 2015
primicias

Hay tres argentinos imputados en el escándalo FIFA

Luego de que la Justicia de los Estados Unidos realizara un allanamiento en el ente madre del fútbol mundial en Suiza, conoció que los argentinos Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis están implicados.  

Seis Importantes dirigentes de la FIFA, el organismo que maneja el fútbol mundial, fueron detenidos durante las primeras horas del miércoles en el hotel Baur au Lac de Zúrich. Los directivos estaban alojados allí porque dentro de dos días está prevista la reunión anual en la que eligen sus máximas autoridades.
Las detenciones surgieron en el marco de una investigación del FBI que incluye a 14 personas que están acusadas por los delitos de extorsión, fraude electrónico y lavado de dinero. De acuerdo al New York Times, los directivos que están bajo la mira de la Justicia son Jeffrey Webb, Eugenio Figueredo, Jack Warner, Eduardo Li, Julio Rocha, Costas Takkas, Rafael Esquivel, José Marin y Nicolás Leoz.
También quedaron imputados los ejecutivos de marketing argentinos, Alejandro Burzaco (presidente de Torneos y Competencias), Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, propietario y vicepresidente de la empresa Full Play.
Los tres argentinos involucrados tienen cargos en el departamento de marketing deportivo del máximo organismo del fútbol mundial y están acusados de pagar 150 millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales para obtener medios de comunicación y los derechos de comercialización lucrativa para los torneos internacionales de fútbol.
La Justicia estadounidense no presenta cargos contra el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, aunque las detenciones pueden suponer un problema de cara a su reelección en las elecciones que se celebrarán el viernes y en las que busca un quinto mandato al frente del fútbol mundial.
Ovación