viernes, 04 de febrero de 2011
primicias

Grave denuncia contra el arquero uruguayo Sebastián Viera

La modelo argentina Gabriela González dialogó con Primiciasya.com y realizó una fuerte denuncia contra el arquero uruguayo Sebastián Viera, ex de Rocío Marengo. Gabriela contó que hace cuatro meses que no le pasa la cuota alimentaria del hijo que ambos tienen en común, Máximo. Además, sostuvo que la amenazó con quitarle la criatura y que su ex suegra le inició acciones legales.

Gabriela González es modelo, nació en Córdoba capital, y participó del reality Súper M. Hizo muchos trabajos en nuestro país y luego se fue a vivir a Chile, donde logró ampliar su abanico laboral, aunque hoy se encuentra alejada del trabajo porque tiene que cuidar a su hijo.

La modelo hizo una fuerte y grave denuncia contra el ex arquero del seleccionado uruguayo, Sebastián Viera. Esto fue lo que le dijo a Primiciasya.com, en una nota impactante y que seguramente tendrá repercusión en otros países.

¿Cuándo y cómo conociste a Sebastián Viera?
A Sebastián lo conocí por medio de una amiga que nos presentó. Él en ese momento estaba con Rocío Marengo, nosotros hablábamos por MSN. Le conté que iba a viajar a Europa de vacaciones y me dijo que vaya a España para quedarme en su casa. Yo le dije que él tenía novia, por Rocío, y me dio a entender que no era nada. Fui a Europa, seguimos hablando, el insistía a que yo fuera a verlo pero de verdad a mi no me parecía ya que él estaba con Rocío. Sea lo que sea, estaba con ella. De hecho en una oportunidad cuando él vino a verme a Chile en junio si no me equivoco en 2009, estábamos en una disco con Sebastián y también estaba ella. Rocío lo buscaba porque lo quería saludar y él ni bola le daba. Ella lo llamó durante mucho tiempo pero él le cortaba diciendo que estaba en pareja.

¿Cuánto tiempo compartiste tu vida con él?
La relación que mantuvimos fue corta pero intensa; yo viajaba a verlo. En un cumpleaños de su abuelo conocí a toda su familia, amigos, etc…

¿Se casaron?
No, nos casamos, sólo tuvimos una relación.

¿El hijo que tienen fue buscado por la pareja?
Muchas veces nos cuidamos pero así también hubo otras tantas que no, éramos dos personas grandes, concientes, y sabíamos perfectamente lo que podía pasar. Pero como en ese momento estábamos bien juntos, él me dijo que tenía ganas de tener un hijo.  Había planes de que si él se iba a jugar afuera yo lo acompañara.

¿Qué edad tiene el menor?
Tiene 9 meses y se llama Máximo Sebastian Viera.

¿Cómo se agrietó la relación entre ambos?
Él es una persona muy celosa, extremadamente celosa, no le parecía bien que desfilara con poca ropa, mucho menos en las discos, yo en ese momento desfilaba en un programa de Chile, Buenos días a todos, del canal TVN, que es un matinal y a veces me tocaba desfilar ropa interior o cosas así. Varias veces le tuve que mentir que tenía un cumpleaños o me juntaba con amigas por que tenía un desfile en alguna disco; si le decía la verdad era para problema y en ese momento lo que menos quería era pelear. Sus celos y el querer controlar siempre todo llevaban a que más de una vez a que tuviéramos peleas fuertes.

¿Hubo terceros?
No, hubo terceros.

¿Cómo es tu situación económica actual?
Él no cumple en lo más mínimo: ni siquiera con un correo para saber cómo está su hijo. Hace 4 meses que Max no recibe la cuota alimentaria que le corresponde. El año pasado yo viajé a Uruguay para que Máximo viera a su familia paterna y su mamá se asesoro con una abogada la cual me llevó a que habláramos. Me dijo que firmáramos un acuerdo el cual decía diferentes fechas y que yo estaba conforme que viajara con su abuela paterna a Europa a ver a su padre en ese momento. El nene iba a cumplir los 6 meses, yo accedí a esto por varios motivos: no quería que se perdiera el vínculo con su padre, se necesitaban mutuamente... Una vez que yo regreso a Chile no logramos ponernos de acuerdo ya que en su forma de ser dictatorial. Él quería administrar mis tiempos mi vida y yo ya no soy su pareja. Lo único que nos une es Máximo. Tanto a sus padres y a él les aclaré que Max iba a viajar pero que tenía que coincidir con la fecha que yo viajaba a Uruguay. Sebastián se alteró, me llamó muy enojado y me amenazó con quitarme el nene. Además me dijo que me olvidara de la cuota alimentaria. ¿Sabés qué es lo mas loco?  Que él me contó que el papá de su actual pareja la tenía viviendo en un sótano y a él ni si quiera le importa si a su hijo le hace falta algo.

¿En qué se basan para intentar pelear por la tenencia de tu hijo?
Se deben basar como nosotros firmamos un acuerdo de que Max iba a viajar y por las amenazas y humillaciones, el bebé no viajó. Creo que cualquier madre si te dicen que te van a quitar a tu hijo lo primero que haces es protegerlo porque no sabés si va a regresar…

¿Por qué recibiste una demanda en Uruguay por parte de tu suegra?
Porque dicen que yo incumplí el acuerdo que firme, como te dije, cualquier madre en mi situación hubiera hecho lo mismo. Él se creía que por mandar unos pasajes y la cuota hasta el momento yo tenía que bajar la cabeza. Que me iba a manejar como un títere. Pero este supuesto títere tiene vida tiene derechos. Yo me asesoré con abogados y tengo muy clara las leyes. El menor como prioridad absoluta debe estar con su madre y él tiene deberes y obligaciones.

¿Qué pretende Viera con este tipo de acción?
La verdad que no lo sé, me sorprende, pensé que era una buena persona, que si tenía alguna diferencia conmigo iba a saber separar entre su hijo y yo. No mezclar porque el más perjudicado es nuestro hijo. No tiene la culpa de los errores y desaciertos. Cuando había buena relación ponía la camarita, Sebastián le hablaba, lo veía, y Max se ponía como loco, gritaba quería tocar todo. Su primera palabra fue papa. Yo, en lo que puedo, no dejo que le falte lo indispensable. El otro día en una plaza me pidió un helado, me lo señalaba, y a mi se me partió el corazón porque no tenía para comprarlo. Vivir en Chile es carísimo, me tuve que mudar a un lugar mucho más chico pero digno. Dentro de lo que puedo trabajo, pero no puedo dejarle a cualquiera el cuidado de mi hijo. He comido hasta un paquete de galletitas porque no tenía plata para comprar mi comida. Lloro mucho, no dejo que él se dé cuenta que estoy triste. No tengo mucho tiempo para desahogarme, somos los dos solitos y no tengo tiempo. Llorar es un lujo. Tengo impotencia, si Sebastián me ayudara yo podría trabajar y las cosas serían totalmente distintas.

¿Cuánto hace que no ve a tu hijo?
Sebastián estuvo en el parto, se quedó en Uruguay un mes y medio, si no recuerdo mal, y esa fue la última vez que lo vio Max, el nene ya tiene 9 meses.

¿Cómo creés y por otro lado cómo deseas que termine todo este entuerto familiar?
Te soy sincera, no sé cómo va a terminar todo esto, pero quiero que sea lo mejor para Máximo. Él no tiene la culpa de los errores de sus padres. Y que Sebastián comprenda que no puede actuar así, que tiene obligaciones con su hijo, que por un capricho personal el único que se perjudica es Max. No quiero que vuelva a pasar esto. Yo la he estado pasando muy mal y lo que más me llama la atención es que si su familia sabe cómo está actuando, no sean capaces de hacer algo ya que dicen amar tanto a mi hijo.