viernes, 22 de julio de 2016
Gran Hermano

"Gran Hermano" se apiadó de los chicos y terminaron festejando

El sumo tomó una decisión inédita y a pesar de que los chicos perdieron la prueba semanal no les descontará el presupuesto.

Una derrota con sabor a triunfo. Así se puede calificar el resultado de una nueva prueba semanal en la Casa de #GH2016, que si bien significó el sexto desafío fallido consecutivo, gracias a una decisión de Gran Hermano finalmente no generó ninguna consecuencia.

"Un cachorrito en la casa" era el nombre del juego, que consistía en cuidar a un simpático perrito. Entre otras cuestiones, los chicos debían vigilar un peluche durante 24 horas y, en ese período, alimentarlo, hacerle mimos y llevarlo a pasear para que haga sus necesidades.

Según diferentes clips que se exhibieron en el Debate, los chicos no cumplieron con algunas de las reglas establecidas por Gran Hermano. Por ejemplo, cargar al perro con los dos brazos cuando debían sacarlo para pasear. Sin embargo, si algo también quedó claro es que pese a los errores, todos se esforzaron muchísimo para tratar de superar una prueba luego de cinco derrotas consecutivas.

Ante la voluntad de los participantes, GH tomó una decisión inédita: dio por perdido el desafío, pero a diferencia de otras veces no descontará el porcentaje apostado, que en este caso era del 70%. Y por ese motivo, en la casa hubo gritos de festejo.