viernes, 20 de enero de 2017
Moria Casán

Gladys Florimonte después de su furia con la prensa: "No siempre es el puterío"

La actriz de "Luz Cenicienta" dialogó en exclusiva con Primiciasya.com después de mostrarse enojada con las preguntas de los cronistas a la salida de la presentación de la obra.

Por Luciano López L. / lopez.luciano@primiciasya.com / @lucianolopez25

Gladys Florimonte fue noticia en el estreno de la obra "Luz Cenicienta" después de su furia con la prensa ante la preguunta por uno de los escándalos del momento.

Primiciasya.com se comunicó con la actriz quien expresó: "Obvio que sigo sostenido lo mismo. Nosotros vivimos de ustedes y ustedes de nosotros, eso lo sé. Pero también hay algo coherente, uno quiero vender el espectáculo también. Si te hacen una pregunta de quien sea en el día del estreno no da. No es es el caso de Fede, que lo conozco de pendejo y soy amiga, es el hecho de quien sea".


"Yo dejé de ir a Carlos Paz este verano después de muchos años, ¿no les llama la atención eso para preguntarme por lo otro? Acepté estar este verano en Buenos Aires y me quedé porque acepté esta propuesta porque era muy interesante para mi carrera.

"Es un desafío para mí estar con Angel Mahler, Moria, tener una coreografía... Nadie te preguntó nada de eso. Son tonterías, está bien, pero también la gente quiere consumir otras cosas. A los actores nos gusta que nos pregunten del trabajo no siempre los quilombos, si bien es real que eso vende", fundamentó Gladys.

Y sostuvo sobre por qué aceptó este papel: "La propuesta era un desafío muy grande: bailar, cantar, estar en un musical tan importante con Moria,.. La verdad que dentro de todo lo hice bastante bien. Es un elencazo. con comediantes y bailarines de primera. Para mí carrera era una bizagrita".

Y dejó en claro por qué se fastidió ante la pregunta: "No es contra los cronistas. También hay poco respeto para los que estamos ahí arriba, no siempre es el puterío. Doña Rosa también quiere saber como es la historia de cada uno. Si vos le das siempre lo mismo, llega un momento que no hay otra cosa para contar".

Embed