jueves, 03 de julio de 2014
primicias

Fuerte crítica a Maradona por querer censurar a Rocío Oliva

La Sociedad Interamericana de Prensa criticó una decisión judicial que prohíbe a los medios de comunicación argentinos publicar declaraciones de una exnovia del Diez.

Hace dos semanas, Rocío Oliva realizó una entrevista con la revista Noticias donde contó todo sobre su relación con Diego Maradona: "Todos sabían que Diego me pegaba. Una (de las fotos) es de una vez que me agarró del cuello y la otra es de una patada en la canilla. Me sangró un montón y después me dolía tanto el pie que no lo podía apoyar", sostuvo tras mostrar imágenes con su cuerpo marcado.

Según Oliva, comenzó a sacarse fotos porque "quería que él viera. Y que la cortara". "Al principio me levantaba la mano cada tanto, pero empezó a ser más seguido. Me quise ir antes, pero él me había escondido el pasaporte", afirmó Rocío.

Y resaltó varias veces que a Maradona no le gustaba que ella tuviera independencia: "Me pegaba porque yo no me callaba, decía lo que pensaba. Me daba piñas. Después me decía que era yo la que hacía que pasara eso, por contestar. Que cuándo iba a cambiar, que era una pendeja, que tenía que aprender a quedarme callada. La culpa terminaba siendo siempre mía".

Tras estas polémicas declaraciones, se determinó una decisión judicial que prohíbe a los medios de comunicación argentinos publicar declaraciones de la exnovia de Diego Maradona antes de que termine el Mundial de Fútbol de Brasil.

Lo cierto es que este jueves, la Sociedad Interamericana de Prensa criticó esta medida. “Por salvaguardar el supuesto derecho a la intimidad de dos celebridades que han venido ventilando asuntos privados en público, se está incurriendo en un caso de censura previa afectándose la libertad de prensa”, manifestó Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

La magistrada argentina Liliana Preisz dio lugar a una medida cautelar de los abogados de Maradona que prohíbe a la revista Noticias publicar declaraciones de Rocío Oliva, expareja del futbolista, sobre la vida privada de Maradona.

La resolución del 17 de junio tiene vigencia por 20 días y afecta a “la totalidad de los medios públicos de información (televisivos, radiales, informáticos, revistas, periódicos, etc.)”, indicó la SIP en un comunicado de prensa.

Paolillo dijo que la censura previa representa una violación a la libertad de expresión y al derecho del público a la información, contemplados en tratados interamericanos y jurisprudencia internacional sobre derechos humanos.

La resolución de la jueza buscó frenar declaraciones y fotografías sobre violencia doméstica aportadas por la expareja de Maradona.