miércoles, 03 de junio de 2015
primicias

Fantino propuso que sus colegas se sumen a #NiUnaMenos pero Anello y Closs no pueden

A través de su programa radial en La Red, AM 910, y desde su cuenta de Twitter, el relator y periodista propuso que sus colegas se sumen a la marcha que se realizará esta tarde pero algunos comunicadores tienen causas por violencia de género que los complica. 

#NiUnaMenos es una campaña que se inició por Twitter y por televisión a raíz de diversos casos de violencia de género y violencia familiar. Famosas expusieron el tema en programas de televisión y, de inmediato, se abrió la posibilidad de una marcha que se concretará esta misma tarde a las 17 en Plaza Congreso. Pero más allá de la concurrencia - que servirá para concientizar y para que se escuche en todos los rincones del país - la realidad indica que habrá que legislar sobre una problemática que genera un femicidio cada 31 horas.
La jornada generó gran adhesión en las redes sociales y famosos desde Susana Giménez hasta Marcelo Tinelli le pusieron su cuerpo a la convocatoria. Desde Radio La Red, AM 910, Alejandro Fantino puso en marcha una interesante propuesta: que todos los periodistas deportivos se sumen con el instalado hashtag. “Propongo una campaña #NiUnaMenos entre todos los relatores de fútbol y periodistas deportivos de Argentina. Cuenten conmigo”, exclamó el también conductor de “Animales sueltos”.
Por supuesto que gran parte de los colegas de Fantino pusieron manos a la obra y promocionaron la movilización. Sin embargo, hay dos casos importantes que no pudieron realizar ni un solo comentario al respecto porque aún están involucrados en causas públicas de violencia de género. Es el caso de los relatores Mariano Closs y Gabriel Anello.
El primero de ellos ocurrió en 2001 cuando Pilar Douradinha, embarazada de 5 meses, se separó del bronceado relator en medio de un “confuso episodio”, tal como ella misma declaró. Los rumores indicaban que hubo agresión física. Otras parejas de Closs (Laura Rossi, Paula Trápani y Brenda Bianchi) coincidieron en que el periodista es un tipo muy celoso.
En tanto, el caso de Gabriel Anello fue mucho más mediático y polémico: aún enfrenta una causa judicial por supuesta “Violencia familiar” en el Juzgado Número 9 ubicado en Lavalle 1220, piso 4°. El expediente (aún abierto) figura con el número 108489/2013. Quien fuera su pareja, Verónica Andrea Caro declaró que durante los cinco años de relación, el relator del ascenso la agredió física y verbalmente. En su raid mediático, Caro aseguró que el periodista la engañó con una amiga, la mediática Samanta Farjat, con quien hoy convive.
Aún hoy, día de la fecha en que se realizará la marcha por “violencia de género y violencia familiar”, la ex de Gabriel Anello posee un botón antipánico de la Policía Metropolitana y su ex cuenta con una restricción perimetral. La declaración pública de Verónica Caro en el programa “Intrusos en el espectáculo” derivó en otra causa judicial en la que a Anello le dictaron la “falta de mérito” por no haber testigos suficientes para incriminarlo en la supuesta golpiza que recibió su ex el 26 de diciembre de 2013.
Es una lástima que casos como este no tengan la difusión correspondiente. Vaya paradoja del destino, una de las convocantes de la marcha es la periodista de espectáculos Alejandra Rubio, miembro de APTRA junto con su padre, Cacho Rubio, entidad que premió a Anello con una nominación al Martín Fierro para la entrega a realizarse en dos semanas.